Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo ahorrar en el impuesto de circulación 2021

Aprende con Autobild: Cómo ahorrar en el impuesto de circulación

Las familias españolas destinan, de media, 1.860 euros anuales al mantenimiento de su coche según un estudio elaborado por Fintonic. Una cantidad en la que no están incluidos otros gastos como el seguro del coche o las tasas que lleva aparejados un vehículo. En este sentido, queremos que aprendas con Auto Bild cómo ahorrar en el impuesto de circulación.

Impuesto de Circulación en Madrid: cómo funciona en la capital

Hablamos de un tributo con más de treinta años de vida y que, cada año, genera unos ingresos de más de 2.000 millones de euros a los ayuntamientos. El impuesto de circulación (oficialmente conocido como Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, IVTM) es una tasa que debemos pagar casi todos los conductores una vez al año.

Y es que algunos vehículos que están exentos: los que están adaptados a personas con movilidad reducida, los que se dedican al transporte público de viajeros, los de uso agrícola, ambulancias, vehículos con matrículas diplomáticas y vehículos históricos o de coleccionista. El resto de modelos recibirán la carta informándoles del pago, normalmente, entre los meses de mayo y junio.

Aprende con Autobild: Cómo ahorrar en el impuesto de circulación

Los caballos fiscales y el ayuntamiento

En esa misiva figurará la cantidad que nos toca pagar, una cifra que depende de dos factores. En ella influyen, en primer lugar, los caballos fiscales (CVF) que se calculan con la cilindrada del motor y el número de cilindros: cuanto mayor sean los CVF, más tendremos que pagar.

El segundo es el lugar donde está registrado tu coche. El impuesto de circulación es una concesión hecha a los ayuntamientos, que tienen potestad para fijar la cantidad que crean pertinente dentro de unos márgenes que van desde el 25% de lo fijado hasta el 200%.

Impuesto de Circulación: todo lo que debes saber

Al no haber una norma unitaria, las diferencias entre lo que pagan unos y otros conductores pueden llegar a ser de 300 euros. Lo normal es que los precios más elevados se den en las capitales de provincia mientras que las localidades más pequeñas tienen cifras más contenidas. Este hecho ha dado lugar a pintorescas situaciones en las que el número de coches registrados en un determinado municipio supera, con creces, a la población allí censada. En Aguilar de Segarra (Barcelona), por ejemplo, llegó a haber 64.451 vehículos censados… y su población no superaba los 250 habitantes.

Aprende con Autobild: Cómo ahorrar en el impuesto de circulación

Cómo ahorrar en el impuesto de circulación

Y es por ahí por dónde comenzamos con nuestros consejos para ahorrar en el impuesto de circulación: empadronarse en un municipio donde esta tasa sea más baja. Eso sí, ten en cuenta que para llevar a cabo esta gestión tienes que demostrar que vives allí mostrando las escrituras de tu casa o el contrato si se trata de un alquiler.

Cuando cambies tu domicilio legal tendrás que notificárselo a Tráfico: para ello tendrás que pedir cita previa en la correspondiente Jefatura y llevar el anterior tributo pagado, la ficha técnica de tu vehículo, una fotocopia de la misma y el certificado de empadronamiento. 

Aprende con Autobild: Cómo ahorrar en el impuesto de circulación

Modelos clásicos y sostenibles

Otra opción pasa por matricular tu coche como modelo clásico siempre y cuando tengan más de 25 años. Para ello, tendrás que demostrar que resides en la localidad donde quieres registrarlo y adjuntar la ficha técnica.

A partir de aquí entran en juego diferentes variables. Hay municipios que te exigen matricularlo, al mismo tiempo, como vehículo histórico y este es un trámite que también tendrías que abonar. A esto hay que añadir que no todos los ayuntamientos tienen descuentos para modelos clásicos y los que ofrecen esta rebaja oscilan entre un 25 y un 100%.

Estos son los coches que pagan menos impuesto de matriculación

La última fórmula sería aplicable cuando vayas a comprar un coche nuevo. En ese momento puedes plantearte la adquisición de un vehículo eléctrico, un híbrido o uno de gas: se trata de modelos sobre los que se puede llegar a aplicar una bonificación del 75%. Una vez más, la cifra dependerá del consistorio en cuestión.

Y además