Skip to main content

Noticia

Motor

Impuesto de Matriculación 2021, cómo pagarlo tras la nueva subida

Impuesto de Matriculación 2021

De media, los coches serán 1.000 euros más caros por el Impuesto de Matriculación de 2021, que el Gobierno aplicará -como es habitual con las nuevas tasas impositivas- a partir del mismo 1 de enero. De hecho, la reforma de este gravamen que el sector del automóvil lleva años tratando de eliminar proviene de 2018, cuando arrancó el calendario de aplicación del ciclo WLTP. 

Entonces, el Gobierno pensó que demorar dos años el impacto de contabilizar las emisiones con arreglo al nuevo protocolo WLTP en lugar del NEDC sobre el nuevo Impuesto de Matriculación favorecía al sector del automóvil, que así ganaba un pequeño balón de oxígeno. Hace dos años, las matriculaciones no mostraban gran fortaleza y esta medida parecía la más lógica. 

VÍDEO: explicamos el nuevo ciclo de emisiones WLTP, ¿qué es?

Ahora, a la luz del Coronavirus, y con una caída en las matriculaciones del 21% en octubre (-36,8% en el acumulado de 2020), haber retrasado a 2021 el Impuesto de Matriculación con el nuevo cálculo de emisiones va a caer en el peor momento. Y es que, con la llegada del Plan Renove desde el 20 de octubre y con la vacuna de la COVID-19 ya en el horizonte, parece que los próximos meses se podían prever como más que buenos para el automóvil.

Seguramente, lo seguirán siendo, pero bastante menos dado que los coches se encarecerán, de media, 1.000 euros con el Impuesto de Matriculación 2021. Y es que lo que debía haberse hecho hace años, reformar esta tasa por completo sino eliminarla del todo, no se ha hecho y ahora lo que antes se calculaba con arreglo a los resultados del protocolo NEDC se calculará sobre el WLTP, más restrictivo. 

Te interesa Cuando Industria concedió la moratoria sobre el WLTP

El Impuesto de Matriculación lleva una década aplicándose por tramos, es decir, los coches que emiten menos de 120 g/km de CO2 no pagan nada. Esto -y las características intrínsecas del mercado automovilístico español- ha hecho que, en los últimos años, hasta el 60% de las matriculaciones correspondan a vehículos que, por muy poco, emitían menos que ese límite. 

Ahora, gran parte de las gamas bajas y medias de los fabricantes con motores pequeños diésel o gasolina van a empezar a pagar el Impuesto de Matriculación en su primer tramo, del 4,75% del valor del coche. Por lo normal, se trata de vehículos con un precio de adquisición de alrededor de 20.000 euros, así que lo que pagarán de más serían 950 euros. 

Y además