Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

El impuesto a los puntos de carga para vehículos eléctricos que el Gobierno ha 'colado' en los PGE

Fiat 500 eléctrico carga

Se nos pasó por alto. Cuando hicimos un repaso a las partidas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 que afectaban al mundo del automóvil no nos percatamos del impuesto a los puntos de carga para vehículos eléctricos.

Pero está ahí, en el epígrafe 664.2, del apartado séptimo, de la sección 5ª y, más concretamente, en el Artículo 67 sobre el Impuesto sobre Actividades Económicas. Y dice, textualmente:

“Puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Cuota mínima municipal de: 13,56 euros por cada punto de recarga. Esta cuota la satisfará, exclusivamente, el titular del establecimiento o local en el que el punto de recarga esté instalado.

Cuota nacional de: 13,56 euros por cada punto de recarga. Esta cuota la satisfará, exclusivamente, el propietario de los puntos de recarga”. 

A pagar por el propietario del punto de carga

No hay muchos más datos al respecto por lo que la tasa con la que el Gobierno pretende grabar la instalación de un punto de carga para vehículos eléctricos genera muchas dudas. 

Queda claro que el encargado de abonar la tasa será el propietario del punto de carga y aunque la redacción no es demasiado clara al respecto, parece que serán dos las cuotas a abonar:

  • por un lado, una parte que recaudarán los ayuntamientos y que será como mínimo de 13,56 euros por cargador. Aunque en este punto, el Ejecutivo deja abierta la posibilidad de que los gobiernos autonómicos puedan incrementarla (del mismo modo que el impuesto de circulación varía de un municipio a otro)
  • por otro lado, una cuota nacional, de 13,65 euros, que tendrán que abonar todos los propietarios de un punto de carga para vehículos eléctricos

En ambos casos, se da por hecho que la cuota será anual.

normas para poner un punto de recarga de coche eléctrico en casa

Asociaciones y conductores, en contra

Llama la atención que la tasa a los puntos de carga se haya incluido en los mismos PGE en los que el Gobierno quería incluir el denominado impuesto al diésel como una manifestación de su deseo de incentivar las ventas de vehículos menos contaminantes.

El impuesto al diésel fue retirado del proyecto de Presupuestos, pero nadie dijo nada sobre la tasa con la que el Gobierno quiere grabar los puntos de carga. Ahora que se ha desvelado la redacción del texto legal son muchas las voces que se alzan en su contra. Encabeza la protesta la Asociación Empresarial para el Desarrollo y el Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE). La organización ha remitido una carta a la Secretaría de Estado de Hacienda, solicitando que haya "coherencia entre los objetivos de descarbonización del Transporte establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y la política fiscal".

AEDIVE considera que el Gobierno debería "facilitar dichos objetivos y no gravar los puntos de recarga de vehículo eléctrico con dos cuotas, una municipal y una nacional". “Este gravamen puede suponer una barrera para el despliegue de una red de recarga de vehículos eléctricos y por tanto, dificultar el objetivo que el Gobierno expresó a finales de 2020 de implementar 100.000 puntos de recarga en cuatro años, como parte de su estrategia para electrificar el parque móvil en España y lograr 5 millones de vehículos eléctricos en 2030”, ha señalado el director general de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia.

Y además