Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

4 consejos para los conductores que visitan Madrid

4 consejos para los conductores que visitan Madrid

Si eres uno de ellos, aquí tienes cuatro consejos para los conductores que visitan Madrid y no están al tanto de los diferentes peligros a los que se pueden enfrentar mientras circulan con su coche. Está claro que la conducción en una gran ciudad como puede ser Madrid o Barcelona es algo a lo que no todos están habituados, por lo que es importante prestar especial atención a estos cuatro consejos.

No te pierdas: Los 10 radares que más multan en Madrid

Aquí tienes cuatro consejos para los conductores que visitan Madrid y no están al tanto de los diferentes peligros a los que se pueden enfrentar mientras circulan con su coche. Desde AMDA, la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles, se pretende facilitar la conducción a estos visitantes que no están acostumbrados a conducir por la capital con algunos consejos prácticos que facilitarán, y harán de tu estancia, un período más seguro y placentero. 

1. Estacionar en zonas de aparcamiento regulado

Estas zonas de aparcamiento regulado están delimitadas por la M-30 y gestionadas por el Servicio de Estacionamiento Regulado, más conocido como SER. Existen dos tipos de plazas, verdes y azules, y dos ámbitos diferenciados, el de Establecimientos Santarios, con tarifa reducida y hasta un máximo de cuatro horas, y el de Larga Distancia, con un máximo de 12 horas. Estos dos ámbitos están señalizados con una línea discontinua azul y naranja. 

Las plazas verdes están limitadas a un período máximo de dos horas y con un precio más elevado, mientras que las plazas azules cuentan con el doble de tiempo, cuatro horas, y resultan más económicas. En ambos casos no se podrá volver a aparcar en el mismo barrio hasta que no haya transcurrido una hora desde el fin del estacionamiento, variando los precios en función del tipo de motor y de la antigüedad.

2. Zonas restringidas a la circulación

Las Áreas de Prioridad Residencial limitan su acceso a los residentes, los cuales se encuentran en los barrios de Las Letras, las Cortes, Embajadores y Ópera. Estas zonas están controladas por unas cámaras que expedirán una sanción a los que accedan sin ser residentes. En caso necesario de acceso para llegar a un hotel situado en esa área, será el propio hotel el que pida autorización. Por otro lado, los vehículos eléctricos, híbridos e híbridos enchufables no tendrán problemas para acceder y aparcar en zonas controladas por el SER.

3. Protocolos anticontaminación

Estos protocolos anticonaminación limitan la velocidad en la M-30 y sus accesos, de 90 a 70 km/h, llegando algunos de estos protocolos incluso a prohibir la circulación de algunos vehículos en función del número de matrícula. El incumplimiento de la normativa presente en dichos protocolos conlleva una multa económica.

4. Límites de velocidad y radares

Es recomendable cumplir extrictamente con los límites de velocidad establecidos para las vías públicas, así como respetar los semáforos en rojo y los pasos de peatones y no utilizar el teléfono móvil mientras se conduce. A lo largo de la M-30, y en otras zonas y semáforos de Madrid, existen radares fijos instalados que se complementan con otros posibles cinemómetros móviles.

Fuente: AMDA

Lecturas recomendadas