Skip to main content
Imagen de perfil de Diego De Arístegui
La opinión de
Diego De Arístegui

Yamaha toca fondo: ya es la tercera fábrica tras Honda y Ducati

Yamaha toca fondo en Motegi
Yamaha ha tocado fondo en Motegi. La caída de Rossi y el mal resultado de Maverick Viñales evidencian que en Iwata necesitan un cambio de rumbo, sobre todo si en 2018 quieren estar al nivel de Honda y Ducati.

Las 5 razones que explican la espectacular temporada de Andrea Dovizioso

Yamaha toca fondo y ya es la tercera fábrica tras Honda y Ducati. Es una cruda realidad que ya se ha demostrado en varias ocasiones a lo largo de esta temporada. Valentino Rossi lo ha dejado claro hoy en su comparecencia ante los medios de comunicación: "Ahora tenemos que intentar en hacer buenas carreras en los circuitos que nos quedan, pero sobre todo dar toda la información posible a Yamaha para mejorar la moto y saber qué dirección tomar de cara al próximo año". 

2016 y 2017 han sido prácticamente un calco para el equipo oficial de la casa de los diapasones. Un inicio muy prometedor, en el que se postulaban como la mejor montura de la parrilla, pero después del primer tercio de campeonato han aparecido los problemas y en las últimas citas del año, donde se deciden los campeonatos, su rendimiento ha estado muy por debajo del de Honda, y este año también del de Ducati. 

VÍDEO: Todas las claves que has de conocer acerca de MotoGP Motegi 2017

Ya sea en seco o en mojado, las sensaciones están siendo muy negativas tanto para Maverick Viñales como para Valentino Rossi. El spinning tiene buena parte de culpa de esa falta de feeling, ya que en Yamaha han intentado solventar los problemas de durabilidad del neumático trasero que padecieron en la última parte del 2016. Lejos de solucionar esta problemática, incluso se puede decir que se ha recrudecido. 

A esto hay que unirle el desarrollo que han llevado a cabo durante la temporada. El famoso cambio de chasis que pidió Rossi y que perjudicó a Viñales no se ha mostrado ni mucho menos como una solución a los problemas. Tampoco los diferentes carenados que han ido homologando a lo largo del 2017. 

VÍDEO: Vencedores y derrotados MotoGP Motegi 2017

Los números hablan por sí solos. A falta de tres carreras para el final, Maverick Viñales se encuentra a 41 puntos de Márquez y Valentino Rossi a 76 -matemáticamente ya no puede luchar por el título- una distancia muy grande que también se puede observar en los campeonatos de equipos y fabricantes, donde Yamaha es la tercera fábrica por detrás de Honda y Ducati, mientras que en el de equipos Ducati ya acecha con mucho peligro su segunda posición. 

Los cambios en Yamaha son obligatorios pensando en un 2018 en el que deben dar un paso adelante, ya que la realidad actual deja claro que están claramente en desventaja frente a sus dos máximos rivales. Tanto Viñales como Rossi deben dejar a un lado sus pretensiones personales y centrarse en navegar en la misma dirección, de lo contrario es muy probable que se repita una tónica similar el año que viene.

Más:

Yamaha

Seguros de moto

Calcula el seguro de tu moto

Ir a seguros

Y además