Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

¿Tienen futuro los TT puros como el Mitsubishi Montero?

Mitsubishi Montero

Los TT puros como el Mitsubishi Montero se ven amenazados, como muchos otros segmentos, por la creciente moda SUV. Siendo así, ¿tienen estos vehículos destinados al mundo off-road un futuro halagüeño? Vamos a verlo.

El de los todoterrenos es un segmento amenazado desde hace tiempo por dos principales factores. El primero de ellos es el crecimiento de la popularidad de los SUV, y el segundo es el de la cada vez más clara implantación de los motores eléctricos. Ni una cosa ni la otra parece que vaya a ser pasajera, así que preguntarse lo siguiente tiene todo el sentido del mundo: ¿tienen futuro los TT puros como el Mitsubishi Montero?

Tanto Mitsubishi como otros fabricantes con todoterrenos en su lista de productos a la venta han visto como de un tiempo a esta parte las ventas de los mismos han bajado considerablemente. Decíamos que una gran parte de la culpa la tienen los SUV. Estos vehículos son elevados y dan sensación de robustez y seguridad, dos de los principales puntos de atracción de los TT de toda la vida. A eso le suman unas líneas más fluidas que son del agrado de todo aquel cliente que no quiere el vehículo para un uso principalmente off-road. De hecho, muchos de los que se venden no tienen ni siquiera tracción total, un hecho imprescindible cuando adquirimos un vehículo como el Mitsubishi Montero con intención de usarlo por carreteras sin asfalto.

VÍDEO: Probamos el Mitsubishi Montero del Dakar

Esta reflexión acerca de los SUV nos lleva a pensar que el futuro de los todoterrenos estará más orientado que nunca si cabe a las zonas rurales y a aquellos países donde las carreteras asfaltadas no sean una norma. Con unas grandes urbes que cada vez tienen más protagonismo en los países desarrollados, los todoterrenos puros cada vez tendrán menos adeptos, aunque desaparecer como tal será muy complicado que lo hagan, porque si algo tiene el cliente del TT es que es tremendamente fiel. Seguro que todos tenemos algún conocido aficionado a este mundo al que le hemos visto tener varios modelos o, incluso, diferentes unidades del mismo.

No hay que descartar tampoco que el futuro de los todoterrenos, tan encaminado a las zonas rurales como puede ser lógico que esté, pase por una especie de fusión con el segmento de las pick-up. Este tipo de vehículos siempre van a ser necesarios para determinado tipo de trabajos por su dureza y su capacidad de carga. Además, hay que tener en cuenta que los diferentes fabricantes de coches tienden cada vez más a unificar plataformas para ahorrar costes, con lo que no sería de extrañar el sacrificio de algún todoterreno clásico.

VÍDEO: Mitsubishi L200 2020, ¡mejora en todo!

Hablábamos también al principio de los motores eléctricos como uno de los enemigos de todoterrenos como el Mitsubishi Montero. Más que ellos, es la propia falta de eficiencia de este tipo de vehículos la que los lastra de cara al futuro sin emisiones que se nos viene encima. Un TT es un vehículo grande, potente y de grandes consumos. Esto último es inviable en el futuro. Además, los fabricantes están orientando más sus tiros hacia otro tipo de segmentos en lo que a mecánicas eléctricas se refiere. ¿Cuántos prototipos cero emisiones hemos visto que tengan una clara orientación campera? SUV ha muchos, todoterrenos... pues eso.

A pesar de que el futuro de los todoterrenos presenta más de una sombra, a un servidor le cuesta mucho creer que en algún momento acaben por desaparecer. Como hemos dicho, a pesar de las dificultades, la fidelidad de los clientes y la existencia de zonas del mundo donde son los vehículos necesarios los van a mantener con vida durante bastantes más años. ¿Cambiarán su forma de ser durante este tiempo? Sólo el futuro lo sabe.

Lecturas recomendadas