Imagen de perfil de Alex Morán
La opinión de
Alex Morán

¿Tiene sentido restringir el acceso de las motos al centro de las ciudades?

Barcelona restringirá la circulación de las motos más contaminantes
Alex Morán

Negro futuro nos espera.

Los niveles de contaminación han llegado a un punto insostenible, en eso estamos de acuerdo. Se hacen necesarias medidas restrictivas, ya sea en origen exigiendo a las marcas motores que sean más limpios, ya sea en destino, restringiendo la circulación de los vehículos en según que zonas y situaciones. Lo cierto es que la mayoría de la atención se ha centrado en los coches, pero también hay que pensar en las motocicletas: ¿tiene sentido restringir el acceso de las motos al centro de las ciudades?

VÍDEO: Trucos para combatir el frío en la moto

Parece que los núcleos de todas las grandes urbes acabarán, por las intenciones vistas tanto en nuestro país como en otros de la Unión Europea, cerrados por completo al tráfico, instaurándose una peatonalización generalizada que, aunque a día de hoy se antoje complicada de vislumbrar, aportará beneficios indudables.

Sin embargo, el camino hasta ese punto es bastante complejo y la hoja de ruta a seguir es importante. ¿Por dónde hay que empezar a recortar? ¿A qué vehículos debería afectar? ¿No habría que levantar la mano con según cuáles?

5 razones para moverse a diario en moto por la ciudad

Parece obvio que lo primero es restringir el acceso de los más contaminantes, es decir, los más antiguos y que producen más emisiones, y que el proceso se irá alargando de manera paulatina hasta abarcar a prácticamente todo el parque automovilístico, dejando vía libre como mucho a los vehículos 100% eléctricos.

¿Y cuál es el papel de las motos en esto? La tendencia que parece que se va a seguir implica que también acaben siendo prohibidas en el centro de las ciudades, pero debería hacerse más tarde. Es decir, una moto emite menos CO2 que un coche por norma general y congestiona el tráfico menos, además de el hecho de que rara vez en un coche se ocupan todas las plazas, cuando no se da el caso de que solo hay un ocupante. Estos motivos, de sobra conocidos por todo el mundo, deberían ser más que suficientes para avalar una existencia más prolongada de las motos en el centro de las urbes.

Pero aún así hay medidas que apuntan a, como mínimo, entorpecerlas. En el caso de Madrid ya se prohibió aparcarlas en Gran Vía, y en febrero se aprobó una modificación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible de Madrid que supuso un pequeño revés para los moteros: ya no se puede aparcar en aceras de 3 metros de ancho, tiene que ser solo en aquellas en las que al dejar la moto queden todavía tres metros libres.

Quien haya paseado por el centro de Madrid sabe que encontrar aceras de ese tamaño es prácticamente imposible, ¿qué opción le queda a los moteros? ¿Aparcar en plazas destinadas a coches y arriesgarse a sufrir la ira de un conductor? Aunque contaminen, favorecer la circulación de las motos es "más limpio" que la de los coches.

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.