Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Volkswagen vuelve a Pikes Peak en 2018 con un prototipo eléctrico

Volkswagen I.D. R
Volkswagen estará el próximo 24 de junio en la subida de Pikes Peak. 30 años después de su prometedora participación con el Golf, regresan con un prototipo eléctrico. Y ya tenemos las primeras imágenes.

Volkswagen vuelve a Pikes Peak en 2018 para finalizar lo que consideran como una historia inacabada, después de tener que retirarse en 1987 cuando aspiraban a alzarse con el triunfo. Volkswagen Motorsport ha confirmado que están desarrollando un prototipo eléctrico para la próxima edición, el Volkswagen I.D. R.

VÍDEO: Volkswagen, a tope en la subida de Pikes Peak 1987

La espectacular subida en cuesta de Pikes Peak verá el regreso de una marca como Volkswagen treinta años después de su última participación en la carrera con un espectacular Golf preparado para esta competición y propulsado por dos motores 1.8 litros que desarrollaba una potencia total de 650 caballos. La próxima edición de Pikes Peak será la número 100 y la vuelta de Volkswagen es una gran noticia.

Siguiendo la nueva estrategia del Grupo Volkswagen, tras centrarse en competiciones sostenibles como la Fórmula E con Audi y Porsche y después de reducir sus planes en el mundo de la competición, el coche con el que correrán en Pikes Peak será eléctrico. Esto no quitará posibilidades al triunfo, pues en 2015 Rhys Millen hizo historia al ganar con su prototipo eléctrico por primera vez.

"La subida de Pikes Peak es una de las pruebas más famosas del mundo. Supone un reto enorme y, por lo tanto, una excelente ocasión para demostrar las capacidades de las nuevas tecnologías", ha explicado el Dr. Frank Welsch, responsable de Desarrollo de Volkswagen y miembro del Comité Ejecutivo. "Nuestro coche de carreras eléctrico estará equipado con innovadoras tecnologías de baterías y propulsión. Las pruebas de esfuerzo extremas en Pikes Peak nos aportarán datos importantes que podremos aprovechar para futuros desarrollos, y nos permitirán mostrar nuestros productos y sus tecnologías asociadas".

"La carrera de Pikes Peak es un nuevo comienzo para nosotros. Estamos desarrollando, por primera vez, un vehículo de competición completamente eléctrico", señala Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport. "El proyecto es un hito importante para la nueva dirección adoptada en el ámbito de los deportes de motor. Nuestro equipo está altamente motivado ante este increíble reto". Volkswagen Motorsport participó en la carrera de montaña de Pikes Peak por última vez en 1987, y lo hizo con un espectacular Golf bimotor que por poco no logró alcanzar la meta. "Este es el mejor momento para volver", agrega.

No está de más recordar la participación en Pikes Peak hace ya tres décadas. El vídeo (que puedes ver más arriba) no tiene desperdicio y demuestra las grandes habilidades que debían tener los pilotos de la vieja escuela (en este caso, Jochi Kleint)  para afrontar este reto en la montaña a 19 kilómetros de altura, con 156 curvas y sin asfaltar.

Volkswagen Pikes Peak

Volkswagen I.D. R, dispuesto a conquistar Pikes Peak

Este modelo totalmente eléctrico, fruto de la colaboración de Volkswagen R (la división más deportiva de la marca) y Volkswagen Motorsport, cuenta con tracción a las cuatro ruedas y llega con el objetivo de ser el gran embajador tecnológico de la marca. Al volante del prototipo estará el francés Romain Dumas, tres veces campeón de Pikes Peak. Volkswagen tiene todas las armas para ganar la carrera y batir el récord actual, al menos el de eléctricos... pero hasta el momento de la competición nada se puede dar por hecho.

"El I.D. R Pikes Peak representa un reto extremadamente emocionante para todos nosotros: demostrar de qué es capaz un motor eléctrico en competición. Todo el equipo detrás de nuestro piloto, Romain Dumas, está muy motivado para batir un nuevo récord para los coches eléctricos", señala Smeet, máximo responsable de motorsport de la marca.

Imagen: Volkswagen

Y además