Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Viejas glorias: Citroën Mehari, icono hippie

Citroën Mehari
Desde 1968.

El Citroën Mehari es todo un icono hippie. Producido por el fabricante francés en los años sesenta, llegó a vender más de 140.000 unidades en nuestro continente. Con el tiempo se ha convertido en un coche de culto por ser parte de algunos movimientos culturales de la época, un coche que ha sido rescatado en el siglo XXI en formato eléctrico con el E-Mehari.

Los coches más hippies

La marca francesa lanzó en 1968 el Citroën Mehari. Se trataba de un todoterreno sencillo, con un cuerpo con formas rectangulares y una mecánica sencilla. Estaba basado en la plataforma del Citroën Dyane, y en algunas versiones se vendió con tracción total con reductora incluida. De esta variante se vendieron tan solo unas 1.200 unidades.

En total la marca construyó unas 143.000 unidades hasta finales de los años ochenta, en 1987. El Citroën Mehari debe su nombre a un dromedario de mayor tamaño que los normales y, según citan, gran resistencia y velocidad. El francés no buscaba la velocidad, pero si adentrarse en terrenos sin asfaltar como playas con un cuerpo descubierto que permitía disfrutar del sol.

Citroën Mehari

La variante turismo se vendía con dos filas de asientos. Igualmente, estuvo disponible un Mehari para uso comercial que solo contaba con una fila de asientos en la que se ubicaban dos butacas. Esta última no debía pagar impuesto de lujo, siendo un importante detalle a tener en cuenta.

Se renovó hasta dos veces durante su vida comercial. Su cuerpo contaba con una carrocería de plástico ABS inoxidable, un material poco pesado, muy económico y flexible. Los primeros años las carrocerías del Citroën Mehari fueron construidas por SEAB y ENAC, empresas que colaboraban con la compañía francesa.

Bajo su peculiar piel se escondía el motor del Citroën Dyane. Estamos hablando del corazón M28 con 602 cc. capaz de desarrollar unos 26 caballos de potencia. Esta mecánica era suficiente para mover su liviano cuerpo y adentrarlo en terrenos de mediana dificultad.

En cuanto a nuestro país, el Citroën Mehari se fabricó duran más de diez años en la factoría de Vigo. A partir de 1980 el modelo se seguiría vendiendo en nuestro país pero ya de importación. Incluso hubo una versión especial en nuestro país, la Plage, la cual tuvo una producción limitada y se lucía en color amarillo.

Y además