Skip to main content

Noticia

VÍDEO: Prueba a fondo del BMW X4 2018, esto te va a sorprender

Un SUV que no te deja indiferente

Probamos a fondo el BMW X4 2018. La segunda generación del SUV con corte coupé llega mejorado en todos los aspectos, pero mantiene la esencia que tantos éxitos le ha dado a BMW ¡Comenzamos!

Prueba BMW X3 2.0d, sigue interesando el diésel

El nuevo X4 mantiene esa caída en el techo tan característica de los coupé de la firma alemana. Sin embargo el diseño ha sufrido cambios significativos. La parrilla frontal de doble riñón ha aumentado de tamaño y ahora los grupos ópticos de delante están separados de esta, a diferencia del anterior X4. La doble entrada de aire central se ha unificado y las laterales son más pequeñas para darle una imagen más afilada al morro. El lateral es más robusto con los pasos de rueda están más marcados y en la parrilla trasera los nuevos grupos ópticos más ensanchados y las salidas de escape más grandes le dan un toque más deportivo.

VÍDEO: Prueba a fondo del BMW X4 2018

Ahora mide 1,75 metros de largo, en gran parte culpa de la distancia entre ejes que ha aumentado 5 centímetros para ganar espacio en los asientos traseros. Sin embargo, al estar en un SUV con carrocería coupé, las plazas traseras son cómodas, pero algo limitadas para adultos de 1,80 metros de altura. El maletero también ha aumentado llegando en este nuevo X4 hasta los 530 litros.

Comparativa: BMW X3/Alfa Stelvio/Audi Q5/Mercedes GLC/Volvo XC60

El interior tiene una calidad y unos acabados de alto nivel, con una disposición de los elementos característica en BMW. La instrumentación es digital complementada con dos esferas físicas y un montón de extras opcionales que deberás pagar si quieres en tu coche. Cómo el techo panorámico, la cámara 360º o el chasis adaptativo entre otros.

Bajó el capo encontramos un motor diésel de 4 cilindros con 231 CV de potencia. Un poderío que se reparte a las cuatro ruedas, cómo el resto de la marca, a través de una caja de cambios automática de ocho marchas ZF.

Dispone de tres modos de conducción: Confort, Eco Plus y Sport. Los dos primeros hacen que la conducción sea más confortable, suave y ahorre en consumo y el modo Sport te permite exprimir las posibilidades de este SUV al máximo. El marcador se pondrá de color rojo, la suspensión más dura y la dirección más directa para que el coche reaccione de manera más rápida e inmediata.

No te pierdas: Nuevo BMW X4: "enchufado" y con nuevo concepto tecnológico

A pesar de sus 1.800 kg este BMW X4 2018 controla las inercias y se ajusta a las curvas mejor que nunca gracias al espectacular chasis diseñado por la marca alemana. Y también se defiende a las mil maravillas off the road, dónde su altura libre de 204 mm le permite comportarse como un deportivo, sin apenas balancearse ni culear.

Este BMW X4 2018 apuesta por su esencia, mejorando en cada una de sus áreas y erigiéndose cómo uno de los modelos SUV más deportivos del mercado. Es más deportivo que el BMW X3, y compite de manera directa con el Mercedes GLC y el Porsche Macan y su precio es de 56.600 euros.

Lecturas recomendadas