Noticia

Vídeo increíble: la forma más estúpida de quemar un coche

Vídeo increíble: la forma más estúpida de quemar un coche

Raúl Salinas

15/05/2015 - 16:00

No se pueden hacer peor las cosas para conseguir quemar tu coche por completo y por poco, a ti mismo. Ponte en situación, estamos en Rusia, como no, y una joven decide transportar una bombona de gas en posición horizontal en el asiento del copiloto. Ya hay que ser poco iluminado para llevar algo tan delicado de esa manera, pero encima comprobar con un mechero si hay un escape, ya es de traca. ¿El resultado? Un coche ardiendo, un susto morrocotudo y unas manos quemadas.

¿Quieres saber cómo quemar tu coche, contigo dentro y en tres cómodos pasos? En tal caso este artículo te interesa. Sin duda, este es uno de esos vídeos que pensamos que jamás pueden llegar a producirse, pero a veces la estupidez del ser humano llega a límites insospechados. Os voy a poner en contexto: estamos en Rusia, ese gran país repleto de cámaras en los coches dispuestos a grabar cualquier escena rocambolesca. Una mujer circula tranquilamente cuando de repente, sin ningún sentido aparente, su coche se convierte en una bola de llamas. No me quiero ni imaginar el 'shock' del conductor del vehículo que circula tras ella; un 'WTF' en toda regla. ¿Quieres alucinar tú también? Aquí tienes el vídeo:

No te lo pierdas: Menuda masacre, 600 coches calcinados en un incendio

Alucinante, ¿verdad? Esto es lo que ocurre cuando haces mal muchas cosas en un mismo instante. Al parecer la joven fue a buscar una bombona de gas con su coche, algo que no parece que pueda tener más peligro del que tiene manejar algo delicado, hay que ir con cuidado pero ya está. El primer error fatal fue colocar la bombona en posición horizontal, eso es algo que nunca se debe hacer, puesto que puede haber escapes. El segundo error es colocar la bombona sobre el asiento del acompañante, junto a ti.

El tercero es para tirarse de los pelos. La joven debía pensar que algo no lo estaba haciendo del todo bien, así que comprobó que no hubiese ningún escape. ¿Cómo? ¡Con un maldito mechero! El resultado ya lo habéis visto, el escape se había producido y al encender el fuego todo el coche se convierte en una enorme bola de llamas. El incendio le provocó quemaduras en la cara y sobretodo en las manos. Seguro que a partir de ahora tendrá mucho más cuidado a la hora de transportar bombonas de gas en su coche. Antes de terminar este artículo, deja que te recomiende un artículo para saber cómo actuar ante un incendio en tu coche, ¡te puede salvar la vida!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches