Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Vídeo: duelo de clásicos de los ’80: Ferrari Testarossa vs Lamborghini Countach

ferrari testarossa vs lamborghini countach

YouTube

En el siguiente vídeo asistirás a un duelo de clásicos italianos de la década de 1980, con el Ferrari Testarossa y el Lamborghini Countach como protagonistas.

Si creciste en la década de 1980 y te gustaban los coches, es muy probable que al menos uno de estos dos coches estuviese en un póster colgados de la pared de tu habitación. Hoy, son clásicos con un elevado valor en el mercado y objeto de deseo de coleccionistas en todo el mundo. En el siguiente vídeo podrás ver al Ferrari Testarossa y al Lamborghini Countach en un duelo.

El canal de YouTube 888MF ha logrado reunir en un solo vídeo al Lamborghini Countach LP 5000QV de 1986 y al Ferrari Testarossa de 1988 para descubrir cómo es conducirlos en carretera en pleno 2021. Estos dos clásicos italianos se conservan en un estado casi perfecto, por lo que probablemente pertenezcan a alguna colección privada.

Duelo de clásicos de los ’80: Ferrari Testarossa vs Lamborghini Countach

El Ferrari se ha utilizado bastante poco en estos últimos 33 años, ya que apenas acumula algo menos de 13.000 kilómetros en su marcador. Según el autor del vídeo, el Testarossa se siente como un coche que podrías conducir perfectamente en el día a día. Además, tiene un estilo un poco menos llamativo visualmente que el Lamborghini, pero es un coche más duro.

Con una calidad de construcción acorde a su precio, un motor silencioso, buena visibilidad y un manejo predecible, el Testarossa es un coche extraordinariamente fácil de conducir. 888MF asegura que tardaron un poco en acostumbrarse a la palanca de cambios cerrada, pero el resto se siente como en un coche normal.

El autor dice que el Ferrari estaría listo para cruzar un continente si fuera necesario, algo que estaría mucho menos dispuesto a hacer en el Lamborghini Countach. La calidad de construcción es algo cuestionable, la visibilidad es muy pobre y el rendimiento de los frenos no inspira confianza.

Sin embargo, hay una ventaja en todas estas características. En un trayecto corto, tiene un impacto mucho mayor que el Ferrari. Es ruidoso, pesado y parece salvaje, un coche de exhibición que solo querrás conducir para divertirte un rato. En definitiva, el Ferrari es un gran turismo que podrás conducir, y el Lamborghini es más una obra maestra para impresionar a tus amigos. 

No te pierdas el vídeo (en inglés).

Y además