Skip to main content

Noticia

Motor

VÍDEO: Detenidos por la Guardia Civil tras saltarse un control de carretera

Control de carretera coronavirus

Tres delitos: esto es lo que la Guardia Civil imputa a un conductor que fue detenido después de saltarse un control de verificación que vigilaba el correcto cumplimiento del confinamiento por el coronavirus. Junto a él viajaban dos hombres más que, junto al primero, han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Vilafranca del Penedès (Barcelona).

Los hechos tuvieron lugar este lunes en la carretera N-340, a la altura de la citada localidad catalana. El Instituto Armado estaba llevando a cabo uno de los muchos controles que los agentes han desplegado estos días para controlar que los ciudadanos respetan y cumplen las normas de aislamiento impuestas a raíz del Covid-19. Las alarmas saltaron cuando un vehículo intentó evadir a los agentes.

Tres delitos

“Realizó un cambio de sentido brusco dándose a la fuga” explicaba la Guardia Civil. Sin embargo, esta no iba a ser la única norma que se habían saltado los ocupantes del vehículo. Los agentes comprobaron que el coche había sido robado ese mismo día, que el conductor no tenía carnet de conducir y que llevaban una serie de herramientas como un hacha de grandes dimensiones.

Control de carretera coronavirus

Con estos hechos a la vista, procedieron a denunciar a los tres hombres de 41, 26 y 19 años, vecinos de Badalona (Barcelona), por un presunto delito de hurto de uso de vehículo y al conductor por conducción temeraria al circular sin permiso. A esto hay que sumar la denuncia administrativa por incumplir las medidas de confinamiento.

Multas de hasta 30.000 euros

El Gobierno ha fijado una serie de multas para aquellos que se salten la cuarentena. El incumplimiento del Estado de Alarma será sancionado, según se recoge en el artículo 20 del Real Decreto, con multas que oscilan entre los 100 y los 600.000 euros e, incluso, prisión de tres meses hasta un año dependiendo de la gravedad de la infracción. Por su parte, las sanciones por usar el coche sin motivo oscilan entre los 601 y 30.000 euros.

Control de carretera coronavirus

Cabe recordar que los desplazamientos están prohibidos a no ser que formemos parte de las situaciones excepcionales: adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; desplazamiento al lugar de trabajo, retorno al lugar de residencia habitual; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; desplazamiento a entidades financieras y de seguros y por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

Finalmente, tenemos que tener presente que si cogemos el coche para llevar a cabo alguna de estas acciones sólo podrá ir una persona por cada fila de asientos que haya manteniendo siempre la mayor distancia posible, es decir, sentándonos en diagonal. Por lo tanto, en un vehículo de cinco plazas y un par de filas únicamente pueden viajar dos personas. En uno que tenga tres filas, podrán hacerlo hasta tres ocupantes.

Y además