Skip to main content

Noticia

VÍDEO: un coche con motor a reacción abrasa a otro detrás

¡No te pierdas este vídeo de un coche con motor a reacción! Vas a alucinar la que liaron, como no en Estados Unidos. Un vehículo impulsado por un reactor, básicamente un motor de avión o similares, abrasó a otro que estaba situado justo por detrás.

En prácticamente 60 segundos los dejó absolutamente calcinado. El protagonista es una prueba más de que la historia del automóvil nos ha dejado en multitud de ocasiones ejemplos del uso de la tecnología del mundo de la aviación para evolucionar o, simplemente, para volvernos locos con coches escandalosos.

En este vídeo de un coche con motor a reacción verás que es casi un avión

En realidad son más aviones sin alas que coches, pero bueno, tienen ruedas y se les considera automóviles. Si quieres ver una prueba de ello dale al play al vídeo que preside estas líneas. Después pasa a algo más normal y no te pierdas este vídeo de los mejores deportivos con motor bóxer.

No son la opción más elegida, pero cuentan con bastantes ventajas respecto a sus rivales. Hacen que los coches sean más equilibrados, presentan una ausencia de vibraciones total o que, por su disposición, ocupan menos espacio y ofrecen un centro de gravedad más bajo.

A lo largo de la historia ha habido muchos fabricantes que han apostado por ellos, y estos son algunos de los modelos que mejor provecho les han sacado.

No se podía abrir este listado con un modelo que no fuera de Subaru, una de las marca que han hecho de los motores bóxer su seña de identidad más palpable.

 

 

Dentro de su gama de vehículos lo mejor que puede ofrecer es el Subaru WRX STi. El WRX STi utiliza un motor 2.5 tetracilíndrico sobrealimentado que desarrolla 305 CV y 393 Nm de par máximo.

Este propulsor se asocia a una caja de cambios manual de seis relaciones y a un sistema de tracción integral con diferencial central mecánico, mantiene intacto su ADN forjado en los rallyes.

Por no repetir un Subaru, hemos incluido también al Toyota GT86, hermano del BRZ. Su filosofía es distinta, ya que busca ser más accesible en su precio y poniendo la agilidad y la diversión en curvas por delante de la potencia pura y dura.

Y es que ahí está su aspecto más criticado: su motor bóxer 2.0 rinde 200 CV, cifra que divide a la comunidad y que muchos acusan de quedarse corta.

¡Aquí tienes muchos más coches para elegir!