Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Vídeo: el Audi e-tron se enfrenta a una pendiente del 85%

Audi e-tron pendiente

El Audi e-tron se enfrenta a una pendiente del 85%, como ya hicieron el Audi 100 CS en 1986 y el Audi A6 en 2005. Ahora, se impulsa por energía eléctrica.

En 1986, Audi sorprendía a todos con un anuncio en el que mostraban las capacidades de la tracción total quattro con un Audi 100 CS de color rojo subiendo por una pista de saltos de esquí en Finlandia, con el piloto de rallys Harald Demuth al volante. Ahora, más de tres décadas después, el anuncio se repite. El Audi e-tron se enfrenta a una pendiente del 85%, mayor que el 77% a la que se enfrentaba el 100 CS en el anuncio original.

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

En 2005, el Audi A6 subió por la misma pista, pero para 2019 y en plena revolución del coche eléctrico, la firma de los cuatro aros ha querido elevar a otro nivel esta acción con un nuevo anuncio con el Audi e-tron como protagonista. Los responsables de Audi se trasladaron a Kitzbühel, en Austria, a la pista de esquí Streif, para enfrentarse a un desafío aún mayor.

El Audi e-tron se enfrenta a una pendiente del 85%

Para hacer frente a la sección más famosa de la pista, con una pronunciada caída, Audi tuvo que realizar algunas modificaciones en el coche. Lo primero fue desarrollar unos neumáticos de 19 pulgadas con clavos específicos para la pista, mientras que el e-tron recibió un tercer motor adicional situado sobre el eje trasero (dos motores atrás y uno delante) que le permite ofrecer un extra de potencia: 370 kW (500 CV) frente a los 300 kW (400 CV) originales.

Te interesa: Prueba: Audi e-tron. Ya hemos conducido el eléctrico de Audi

Además, se han maximizado los niveles de par motor y su distribución de forma óptima a las ruedas de manera individual, con una centralita adaptada. A los mandos del e-tron, el campeón mundial de rallycross y dos veces campeón del DTM, Mattias Ekström. También se han instalado una serie de medidas de seguridad para garantizar la integridad del piloto y del propio vehículo en el caso de que la prueba no tuviera éxito. 

Para ello, Audi instaló un asiento de carreras con arneses de seguridad con seis puntos de anclaje y una jaula de seguridad antivuelco. Además, el e-tron tiene un dispositivo de seguridad adicional. Se trata de una cuerda de acero que tan solo proporcionaba un apoyo en el caso de que el coche no llegara a subir y se ‘deslizara’ colina abajo. Según Audi, la cuerda no tiró en ningún momento del e-tron para ayudarlo a subir. Como nota adicional, el Audi 100 CS del anuncio original también estaba equipado con esta misma cuerda. 

Y además