Skip to main content

Noticia

Motor

Se venga de una deuda a base de multas de tráfico... hasta que se le acaba el chollo

Conductor coche

Esta historia es de las que hay que leer hasta el final porque tiene varios giros sorprendentes. Tiene una parte de picaresca (que hasta te va a hacer gracia) y otra de mala intención que no le ha salido bien, porque como hemos dicho muchas veces, el karma siempre está ahí...

En los últimos días se habla mucho de la sentencia que recuerda que la Dirección General de Tráfico no puede multar sin identificar previamente al conductor. Facilitar los datos de la persona que conducía un vehículo en el momento en que se registra la infracción cuando no es el propietario del vehículo es un trámite obligatorio pues, de no hacerlo, la multa puede ser mucho mayor. 

Cómo identificar al conductor si te llega una multa por algo que tú no has hecho

En el caso que hoy nos ocupa, el infractor ha cumplido este requisito pero de una forma un tanto especial...

Identifica como conductor a un difunto... sin saberlo

Los Mossos d´Squadra han detenido a un conductor que evitaba el pago de las multas de tráfico  identificando como conductor de sus vehículos a una segunda persona que le debía dinero desde hacía tiempo.

Hasta aquí se puede interpretar como una venganza o aquello de tomarse la justicia por su mano, pero con lo que este particular justiciero no contaba es que lo de saldar su deuda a base de multas de tráfico le iba a salir caro. Lo que él no sabía es que esa persona que le debía dinero había fallecido años atrás (en 2016 para ser exactos), de manera que estaba identificando como autor de sus infracciones a un difunto.

Hasta en 10 ocasiones

La investigación comenzó el pasado 5 de mayo cuando el Servei Catalá de Tránsit detectó un Mercedes que circulaba por encima de la velocidad permitida en la C-17, a la altura de la localidad de Parets. Al recibir la denuncia, el titular del turismo presentó alegaciones identificando a otro conductor en el momento de la infracción. Tráfico comprobó entonces que la persona que decían conducía el coche había fallecido tiempo atrás.

Cuando se lo comunicaron al propietario del vehículo este rectificó asegurando que se había equivocado y que se haría cargo del pago de la multa. No pensó que los agentes habían decidido remontar su investigación a expedientes anteriores, lo que les llevó a comprobar que tenía hasta 10 multas por exceso de velocidad con tres vehículos diferentes y en todas había dado el mismo nombre como autor de las infracciones.

Por lo que han sabido los Mossos, la persona a la que culpaba había sido de una de las empresas del conductor al que había dejado a deber varios pagos en 2015. Como revancha, cada vez que cometía una infracción y le llegaba la multa alegaba que no era quién conducía sino su deudor, sin saber que había muerto.

Aunque ha asumido su culpa y asegura que pagará todas las multas, se enfrenta ahora un juicio por falsedad documental en el que puede ser castigado hasta con tres años de prisión.

Y además