Noticia

Tres razones para comprar el Hyundai Tucson (y una para no hacerlo)

Kia Sportage vs. Hyundai Tucson (V)
Enrique León

¿Qué es lo mejor del Hyundai Tucson? Y, sobre todo, ¿hay sombras en tanta luz?

El Hyundai Tucson ha sido capaz de colocarse entre los SUV de referencia en el mercado. Este todocamino, que cosecha éxitos sin parar, ha salido en más de una ocasión entre los modelos más vendidos del mes en nuestro país. Y es que se trata de uno de los SUV que da más por menos. Pero, ¿qué da exactamente? Y, sobre todo, ¿hay sombras en tanta luz? Te contamos tres razones para comprar el Hyundai Tucson (y una para no hacerlo).

No te pierdas: 'Comparativa: Mazda CX-5 VS Hyundai Tucson'

Diseño

El SUV más valioso de Hyundai renovaba hace unos años al ix35, el que anteriormente ocupaba este puesto. El Tucson recuperaba la denominación de épocas pasadas y cambiaba radicalmente de diseño. La estética asiática dejaba paso a trazos más europeos. Sus formas son muy atractivas con una parte frontal muy atractiva que enseña unos pilotos afilados de gran tamaño y con una zaga que termina con maestría el dibujo de su carrocería.

VÍDEO: El Hyundai Tucson se enfrenta a sus rivales más fuertes

Espacio

El Hyundai Tucson compite dentro del segmento SUV-C, ese ring en donde se dan cita pesos pesados como el Nissan Qashqai, el Ford Kuga, el Volkswagen Tiguan o su primo el Kia Sportage. Las medidas de todos ellos son similares, aunque el SUV de Hyundai destaca por el espacio que ofrece. Su carrocería mide 4470 mm. de longitud, 1850 mm. de anchura y 1640 mm. de altura, encontrando en ella uno de los maleteros más grandes del segmento con 513 litros de cubicaje.

Precio

La principal clave en el Hyundai Tucson es su buena relación calidad-precio. El SUV surcoreano cuenta con un gran diseño, con un espacio desahogado y, con todo, no se vende caro. De inicio, es más barato que sus principales rivales, pues teniendo en cuenta los descuentos y promociones el modelo parte en unos 20.700 euros. El Nissan Qashqai es más caro, el Seat Ateca o el Peugeot 3008.

¿Y el pero?

El pero de todo esto llega cuando revisamos su ficha técnica y nos damos cuenta que declara, de media, unos consumos más altos que sus principales rivales. Su motor gasolina 1.6 GDI de 130 caballos de potencia es más glotón que la alternativa de igual potencia del Peugeot 3008. También es mucho más gastón que el Seat Ateca y el Nissan Qashqai en opciones similares, aunque estas dos últimos se quedan en 115 CV.

Redactor

Redactor en AutoBild.es

Lecturas recomendadas