Noticia

Tesla, demandada por el propietario de un Tesla Model X

Tesla, demandada por el propietario de un Tesla Model X

Ignacio de Haro

31/05/2016 - 12:45

Más problemas para Elon Musk y su SUV eléctrico, pues Tesla acaba de ser demandada por el propietario de un Tesla Model X que alega que el vehículo presenta defectos de seguridad en algunas de las funciones que ofrece. Se refiere, en concreto, al sistema automatizado de apertura y cierre de las puertas y al sistema de conducción semiautónoma AutoPilot.

No te pierdas: El nuevo Tesla Model X gana 30 kms de autonomía

Desde que el fabricante de vehículos eléctricos presentó el Tesla Model X, su primer SUV y también, el primer todocamino eléctrico de producción del mundo, la marca se ha enfrentado a numerosos problemas. Desde críticas por una supuesta mala terminación de sus automóviles, hasta una llamada a revisión por un fallo en los asientos de la tercera fila. Pues bien, ahora hay otro caso más para sumar a la lista, pues Tesla ha sido demandada por el propietario de un Tesla Model X.

Barrett Lyon, el que ha demandado a Tesla por supuestos defectos de seguridad en el Model X, se confiesa un ‘enamorado’ de los productos de la marca. De hecho, en su garaje descansan los otros dos vehículos que puso a la venta la firma con anterioridad al SUV eléctrico, es decir, un Tesla Roadster y un Tesla Model S. Sin embargo, señala que no se atreve a conducir el todocamino por los problemas que dice haber experimentado con el coche.

Entre los defectos que enumera Barrett encontramos fallos en el sistema automatizado de apertura y cierre de las puertas, que según él, no siempre detecta los objetos contra los que pueden chocar y, en consecuencia, acaba golpeándolos. Pero hay más, pues dice que la pierna de su mujer ha llegado incluso a ser pillada por la puerta del conductor cuando se disponía a conducir. Recordemos que para acceder al Model X no es necesario ni abrir ni cerrar la puerta siempre y cuando tengas la llave en el bolsillo, pues es el propio coche el que se encarga de realizarlo.

Por otro lado, también afirma que el sistema de conducción semiautónoma AutoPilot es “extremadamente peligroso” con lluvia. Cuando hay una abundante cantidad de agua sobre el asfalto, esta función del vehículo no funciona de forma correcta y el coche acaba “cambiando de carril” cuando no debería hacerlo, con el riesgo que esto conlleva. Y para rematar, también especifica en la demanda que la gran pantalla táctil que preside el salpicadero se suele bloquear y que la función de aparcamiento automatizado no funciona “en el 90% de las ocasiones”. ¿Su objetivo? Que Tesla le devuelva todo el dinero que se ha gastado hasta ahora en el coche y que le compense por los daños sufridos.

Fuente: Carscoops

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches