Skip to main content

Noticia

El Suzuki Jimny de Liberty Walk es todo un mini-Clase G

Suzuki Jimny de Liberty Walk

En formato compacto.

Cuando hablamos de todoterrenos puros, el Mercedes Clase G es el primero que se viene a la mente. Sin embargo, como armatoste que es, no es todo lo práctico que alguien podría querer. Para esas personas el Jimny es una gran opción, porque combina 4x4 y formato compacto. Pero para los que quieran lo mejor de ambos modelos el único camino es hacerse con el Suzuki Jimny de Liberty Walk.

VÍDEO: Suzuki Jimny 2018, ¿cómo es de seguro? Aquí tienes la prueba

El preparador, conocido de sobra por radicalizar modelos que ya son radicales de por sí, ha metido mano al pequeño Suzuki y lo ha convertido en todo un mini-Clase G. De hecho, poniendo a uno al lado del otro, como ha tenido la bondad de hacer, el parecido es más que reseñable.

Dejando a un lado el truco de colocarlos en perspectiva para que parezcan del mismo tamaño (bien jugado ahí), lo cierto es que el nipón parece una versión a escala del alemán. Las modificaciones son realmente extensas y cambian por completo al Suzuki Jimny.

¿Por qué el Suzuki Jimny es tan codiciado?

El frontal adopta una parrilla rectangular custodiada por dos faros redondos que solo se distingue por la presencia de los dos pequeños intermitentes. El paragolpes es idéntico, con una parrilla inferior y tres entradas de aire. Las ruedas (considerablemente más pequeñas) están cubiertas por unos pasos de rueda calcados. En el techo se ha añadido una pieza que imita la el Mercedes, aunque sin luces auxiliares y en al zaga se ha instalado los mismos pilotos, aunque están situado algo más abajo.

Es un trabajo muy conseguido y, a pesar de que Liberty Walk no ha anunciado el precio de la conversión, seguro que sumándolo al del coche aún se queda muy lejos del coste del Clase G.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas