Logo Autobild.es

El sucesor del BMW i8 tendrá diseño retro inspirado en el M1

BMW i8 Roadster LimeLight Edition
Esas cosas que los verdaderos fans de la marca agredecerán... o no.

Ha sido uno de los vehículos más rompedores de los últimos tiempos, por estética y tecnología. Sin embargo, ahora le toca el relevo al máximo exponente de la segunda marca, la electrificada, de BMW. Y ojo, porque según se dice, se comenta y se rumorea, el sucesor del BMW i8 tendrá diseño retro inspirado en el M1. ¡Y ojalá sea así!

De momento, no tenemos confirmación oficial, y menos, después del parón que ha habido en todas las marcas debido a la pandemia del coronavirus, que ha trastocado todo el calendario de presentaciones y lanzamientos. 

Adiós al BMW i8

Lo que sí que circula es que el nuevo i8 podría ser similar al BMW Vision M Next, el prototipo de superdeportivo híbrido que algunos tuvimos la suerte de ver (y escuchar, junto a Hans Zimmer, en Los Ángeles) hace unos meses. Entonces, ya destacamos esos guiños al mítico BMW M1 en el frontal, en la poca altura del conjunto... y, sobre todo, en la zaga, son de tiene dos 'colas' algo más elevadas en los extremos con el anagrama de la firma alemana a cada lado. 

Galería BMW Vision M Next Concept

¿Se llamará BMW i8 M? Podría ser y esta denominación le iría como anillo al dedo, desde luego. Para empezar, más allá de las formas y de sus semejanzas con el mencionado 'concept car', todo a punta a que el nuevo i8 destacará por sus prestaciones: una mecánica híbrido-enchufable basada en su antecesor capaz de desarrollar una potencia combinada de 600 CV.

Vídeo: así es el BMW i8

A saber: un eje delantero propulsado por electricidad y un motor turbo de combustión -esta vez, de cuatro cilindros en línea- con otro motor eléctrico en el eje posterior. Además, tendría una autonomía en modo totalmente eléctrico (EV) de 100 km.   

Así es el i8 Safety Car de la Fórmula E

En cuanto a la composición de la carrocería, se está especulando mucho si se va a usar la fibra de carbono o no, y lo más probable es que la respuesta sea afirmativa... pero en combinación con otros compuestos sintéticos, aleaciones metálicas... 


Es más, algunas publicaciones como Carandriver.com van más allá y relacionan las prestaciones del sucesor del BMW i8, aparte de que tenga diseño retro inspirado en el M1, con una de las claves del lanzamiento, puesto que esto le permitiría competir con otros superdeportivos híbridos, como el Honda NSX el Polestar 1... e incluso, con otros no-híbridos, como el Porsche 911 Turbo.

¿Las malas noticias (aún sin confirmar)? Que la aparición del nuevo BMW i8 podría retrasarse hasta 2023... y que su precio rozaría los 150.000 euros.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.