Skip to main content

Noticia

Motor

El BMW i8 dejará de producirse el próximo mes de abril

BMW i8
El BMW i8 dejará de producirse el próximo mes de abril, un extremo confirmado por una marca alemana que, no obstante, admitirá aún pedidos hasta el mes de febrero.

Lo conocimos como prototipo durante el año 2009 y cinco años más tarde llegó el modelo de producción. Hablamos del BMW i8, un adelantado a su tiempo que va a pasar a la historia más pronto que tarde. En el mes de abril concretamente, que es el momento elegido por BMW para dar por finalizada su producción. Habrán sido prácticamente seis años a la venta que pueden considerarse un éxito. Nadie en 2014 podía pensar que un deportivo híbrido enchufable con fibra de carbono por doquier iba a alcanzar tal popularidad.

A pesar del anuncio del fin de su producción, aún es posible adquirir un i8, puesto que el fabricante va a admitir pedidos hasta el mes de febrero. Quedan por tanto apenas unos días para poder hacerse con una unidad totalmente nueva. Después habrá que contentarse con el mercado de segunda mano, y podemos dar por hecho que el modelo se va a revalorizar considerablemente.

BMW i8
El BMW i8 lleva a la venta desde el año 2014.

El entramado mecánico del BMW i8 contempla un motor de tres cilindros y 1.5 litros que, por sí solo, es capaz de entregar 230 CV de potencia que impulsan el tren trasero del vehículo. El delantero se mueve gracias al empuje de los 143 CV que aporta la parte eléctrica. En total, 374 CV que logran que el i8 se comporte como un deportivo con mayúsculas.

El BMW i8, sin sustituto a la vista

El fin de la producción del deportivo híbrido enchufable llega sin que se aviste un sustituto. No habrá nueva generación ni, de momento, un modelo que vaya a llenar el hueco de este modelo. Eso sí, conviene no olvidar que recientemente se ha presentado el BMW Vision M Next Concept, un prototipo híbrido enchufable que trataba de mostrar por dónde irán los tiros deportivos del futuro de la marca. Su motor era también híbrido enchufable, aunque en esta ocasión juntando dos eléctricos con uno de combustión para desarrollar una potencia de 600 CV.

No te pierdas: Prueba del BMW i8 Roadster, el top less del año

¿Y por qué se deja de producir el BMW i8? La marca bávara quiere centrar la mayoría de recursos electrificados de los que disponga en todos los futuros modelos que van a ir llegando próximamente, entre los que se encuentran, por ejemplo, el BMW iX3 o el BMW i4, sin olvidarnos de la versión de producción del iNext.

Y además