Skip to main content

Noticia

Motor

El Skoda que nadie conoce: el LW de tres ruedas

LW de tres ruedas
Entre moto y coche.

La historia de Skoda está íntimamente relacionada con el mundo del ciclismo, pasando más tarde a las motocicletas. Pero lo que mucha gente no sabe es que en sus inicios la marca incluso se animó a crear una suerte de híbrido entre moto y coche, el LW de tres ruedas.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Data de 1905, año en el que Laurin & Klement produjó también el primer coche de la marca, el Voiturette A. En los años anteriores la compañía dio pasos agigantados en su evolución: en 1899 las primeras motocicletas monocilíndricas, en 1903 el motor biliclíndrico en V llamado CC y en 1904 tanto la llegada del tetracilíndrico CCCC como la inclusión de motores refrigerados por agua para las motos, como el LW.

Tenía una cilindrada de 600cc y permitía que éstas alcanzaran velocidades de hasta 70 km/h, pero la idea no terminó de calar entre los clientes de la época, que optaban por bloques refrigerados por aire para sus motocicletas. Sin embargo, con la llegada del LW de tres ruedas la situación cambió.

Estaba basado en la moto de mismo nombre, pero tenía una parte delantera formada pro una banqueta para dos pasajeros, dos ruedas y contaba con el motor situado por delante de la trasera, que iba accionada por cadena. Debido a esta configuración, se dificultaba la llegada del aire para llevar a cabo la refrigeración, por lo que utilizar el agua para dicha tarea era mejor opción.

LW de tres ruedas

Otro punto a tener en cuenta fue que la capacidad del motor, mayor y de hasta 0,8 litros, también aumentaba la resistencia del arranque del motor, que se arrancaba por empuje. Para eliminar el obstáculo, se recurrió a la palanca de descompresión, que mantenía abierta la válvula de escape, reduciendo la contrapresión en el cilindro cuando el motor estaba en movimiento. Así, cuando se liberada el motor, acumulaba la compresión necesaria y arrancaba. Como no terminaba de ser suficiente, también se desarrolló e instaló una caja de cambios de dos velocidades que permitía arrancar el bloque incluso cuando el vehículo estaba estacionario.

Dichas novedades, sumadas a la versatilidad de poder transportar a dos personas o llevar una caja de carga que podía soportar hasta 200 kilos de peso, hicieron del LW de tres ruedas un modelo muy popular entre pequeños negocios y carteros, ya que con un peso de solo 160 kilos y el motor de 5 CV era ágil y podía alcanzar velocidades de hasta 40 km/h.  

Prueba del Skoda Octavia Combi 2020: un coche, siete sorpresas

Ciudades como Viena, Budapest y Praga los utilizaban para los servicios postales e incluso en 1906 llegaron ejemplares a Méjico, aunque se trataba de variantes con un motor de 780cc que en principio solo llevaban freno en la rueda trasera, pero que más adelante también los incorporaron en las delanteras.

Skoda fabricó el LW de tres ruedas desde 1905 hasta 1911, pero se cree que a día de hoy solo se siguen conservando tres ejemplares y un motor suelto.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además