Skip to main content

Noticia

Motor

La señal inequívoca que te avisa de que el embrague del coche está a punto de romperse

conduces pisando pedal embrague

Haz la prueba.

Aunque parezca progresivo, el periodo que encontramos entre un embrague que está en buen estado, al menos aparentemente, y otro que ha dejado de funcionar correctamente es corto. En poco tiempo nuestro embrague puede comenzar a dar problemas, y esta es la señal inequívoca que te avisa de que el embrague del coche está a punto de romperse. Y para averiguar el estado del mismo, conviene hacer una sencilla prueba.

La prueba es, como decimos, sencilla y seguro que la has escuchado más de una vez. Únicamente debes meter la relación más larga de la que disponga el modelo, aunque basta con colocar cuarta o quinta, si es que tiene sexta. Tras ello, y siempre en un espacio seguro donde no interrumpamos el tráfico o pongamos en peligro otros conductores, soltaremos de golpe el pedal del embrague.

VÍDEO: Así es como hay que utilizar el embrague para que dure el máximo tiempo posible

 

Al instante el vehículo deberías calarse. Si el elemento está en buen estado el coche se calará de forma automática, de lo contrario es un mensaje nítido de que el disco del embrague comienza a patinar y, por ende, que su vida útil se acerca al fin. Recuerda realizar esto en una zona llana y alejada del tráfico.

Se trata de una maniobra que igualmente debemos hacer a la hora de comprar un coche de segunda mano. Si queremos evitar una avería nada barata después tendremos que cerciorarnos de que el embrague del coche que vamos a comprar está en buen estado. Igualmente, hay otros síntomas que son claros avisadores. Al acelerar el motor se revoluciona más de lo debido y el coche no gana velocidad con la proporcionalidad habitual, por ejemplo. 

5 formas de destrozar un embrague y que casi nadie conoce

Y prepara la cartera si eso sucede. Una reparación de este tipo no suele bajar de los 800 euros en modelos sencillos, rondando los 1.200 euros de media y superando los 1.600 euros en coches tipo SUV de medio tamaño o berlinas. Si hablamos de coches potentes o llegados de marcas premium podemos irnos a los 2.000 euros. 

Etiquetas:

Motor

Y además