Skip to main content

Noticia

Motor

Seat Arona, ¿existen versiones híbridas?

Seat Arona híbrido
Sí, pero no la habitual.

Los SUV pequeños son el segmento de moda, al alza desde hace ya tiempo y, aunque todavía no llegan al nivel de sus hermanos mayores, cada vez acaparan mayores ventas. Ahora bien, ¿qué hay que tener para triunfar entre ellos? Hay muchos aspectos clave en este campo, pero seguramente contar con mecánicas hibridadas sea algo muy valorado por los compradores, por las ventajas que conlleva tener una etiqueta ECO o CERO. El Seat Arona es uno de los superventas del segmento, ¿cuenta con versiones híbridas? La respuesta corta es “sí”, pero no la que te imaginas.

Lo cierto es que el Arona tiene una gama de motores bastante reducida y limitada en cuanto a variedad. Así, no cuenta con alternativas diésel, estando formado el grueso de la oferta por bloques de gasolina, con un 1.0 TSI de acceso en versiones de 95 y 110 CV, y un 1.5 TSI de 150 CV como versión superior.

Prueba del Seat Arona TGI: ¡Dale gas!

Al contrario que el nuevo Seat León, que cuenta con variantes híbridas de todos los tipos, el B SUV de Seat no soporta sistemas de electrificación de ningún tipo, así que su versión híbrida va por otro camino: el gas natural comprimido (GNC).

Alimenta el motor menos potente de la gama, un propulsor 1.0 TGI de 90 CV y 160 Nm que se asocia a una caja de cambios manual de seis velocidades y al sistema de tracción delantera.  Homologa un consumo combinado de 3,3 l/100 kilómetros y tiene unas prestaciones meramente correctas: acelera de 0 a 100 km/h en 13,2 segundos y su velocidad máxima es de 174 km/h.

Esta variante es compatible con los niveles de equipamiento Reference, Style, Style GO, Xcellence, Xcellence Go, FR y FR Go; siendo su precio más accesible de 10.340 euros cuando se asocia al acabado de acceso.

Etiquetas:

SUV pequeño

Y además