Skip to main content

Noticia

¿Sabías que el tamaño de la llanta influye (y mucho) en la autonomía del coche eléctrico?

Tesla Model S 100D

Dos centímetros más de llanta reduce la autonomía un 22%

El tamaño de las llantas afecta a la eficiencia energética de los vehículos enchufables. Esto es lo mismo que decir que el tamaño de las llantas influye en la autonomía de los coches eléctricos.

Comparativa de autonomía: 8 eléctricos en condiciones reales

La afirmación la rubrica la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, la EPA (quizá te suene porque fue la que destapó el Dieselgate), en base a un estudio en el que ha analizado cómo el tamaño de las llantas afecta al consumo de los Tesla Model S y Tesla Model X.

Estas son las principales conclusiones:

  • el consumo del Tesla Model S P100D con llantas de 21 pulgadas es un 4,9% superior al de llantas de 19 pulgadas
  • e Tesla Model S P90D consume un 5,2% con llantas de 21″ que con llantas de 19″
  • el Model S 60/75 con llantas de 21″ consume un 11,6% más que el mismo con llantas de 19" 
  • hay un incremento de consumo del 11,8% entre el Model S 60D/75D/90D con llantas de 21″ y con llantas de 19″
  • el consumo aumenta un 22,2% para el Tesla Model X P90D con llantas de 22″ respecto al de 20″
  • el Tesla Model X 60D/75D/90D con llantas de 22″ consume un 22,5% más que el de llantas de 20″
  • se registra un aumento del 23,3% en el consumo del Model X P100D con llantas de 22″ respecto al de llantas de 20″

En condiciones reales la diferencia puede ser todavía mayor

La EPA ha realizado estas pruebas a una velocidad constante de 80 km/h pero sobre rodillos, lo que significa que no influye ni la resistencia del viento ni la rodadura. Significa esto que en condiciones reales el aumento de consumo y, por tanto, la reducción de la autonomía de los coches eléctricos puede ser mayor.

Desde la EPA explican que la verdadera razón de la disminución de la autonomía está en el ancho de los neumáticos. La superficie de la rueda en contacto con el pavimento determina en gran medida la cantidad de fricción que se genera, lo que se traduce en consumo. Cuanta mayor resistencia a la rodadura, menor será la autonomía del coche.

 

Fuente: Híbridos y Eléctricos

Lecturas recomendadas