Skip to main content

Noticia

El Rimac C_Two tiene un recado oculto para Richard Hammond

Rimac C_Two
“En caso de subida a montaña”.

El Rimac C_Two es uno de los coches más espectaculares que han pasado por el Salón de Ginebra 2018: un superdeportivo eléctrico de 1.940 CV de potencia y 2.300 Nm de par máximo, capaz de hacer el 0-100 km/h en 1,85 segundos, de llegar a los 300 en 11,8, que tiene su tope en los 412 km/h y que además no se olvida ni de la conducción autónoma (tiene nivel 4) ni de la autonomía (650 kilómetros por carga). Con semejante hoja de méritos, no deja de ser curioso que hoy hablemos de él por un extintor.

VÍDEO: Rimac Concept_One: eléctrico sí, pero con más de ¡1.200 CV!

Si, un extintor que en realidad es un guiño a uno de los momentos más impactantes de la historia de la televisión automovilística reciente. Poca gente habrá que no lo sepa, pero lo recordaremos: durante la grabación de la segunda temporada de The Grand Tour, el equipo se trasladó a Suiza para cometer el ascenso de Hemburg a los mandos del Rimac Concept One, primer superdeportivo eléctrico de la marca.

Rimac C_Two, en el Salón de Ginebra 2018

El encargado de conducirlo era Richard Hammond, que llevaba unos cuantos días conduciéndolo y ya había realizado la subida unas cuantas veces. Sin embargo, pidió hacerlo una vez más y la cosa no acabó bien. Perdió el control en una curva, lo que le hizo despeñarse por la ladera de la montaña, dando varias vueltas de campana y acabando con el deportivo envuelto en llamas.

Ahora el fabricante tiene un guiño a ese momento en su segunda creación, habiendo instalado un extintor que permanece sujeto por una tira de cuero que reza ‘In case of hill climb, extinguish fire’ (‘En caso de subida a montaña, extinguir el fuego’. Hammond, al ser contactado por los compañeros de DriveTribe, ha comentado que está “encantado. Siempre quise tener influencia real en el diseño de un coche. Ahora la tengo”.

Fuente: Carscoops.

Y además