Noticia

Se queda dormido a más de 160 km/h con sus hijos a bordo

Se queda dormido a 160 km/h
Ignacio de Haro

Lo más importante en este caso es que nadie resultó herido y todo quedo en un (gran) susto.

Aquí tienes una prueba más del  que las comidas copiosas, el cansancio físico y la conducción en las (aburridas) rectas de una autopista pueden ser una combinación peligrosa. El conductor de este Volvo XC90, un húngaro de 43 años de edad, se quedó dormido a más de 160 km/h con sus hijos a bordo del vehículo. Por suerte, ninguno de ellos resultó herido, aunque eso sí, el susto que se llevaron tuvo que ser tremendo.

Te interesa: Micro-sueños, otro peligro que acecha a los conductores

Hay que ser conscientes de nuestro estado y parar a tiempo para descansar. Siempre es mejor perder unos minutos para recuperar energías que continuar, porque no solo te expones a sufrir un accidente, es que también podría afectar a terceros que nada tienen que ver contigo. Porque tal y como explica el conductor que se durmió a más de 160 km/h en una autopista de Hungría,  todo sucedió en cuestión de segundos.

Pero a esos ritmos, en los que recorres cientos de metros en un abrir y cerrar de ojos, es tiempo más que suficiente para que la situación acabe en tragedia. Sin darse cuenta, continuó acelerando hasta que acabó saliéndose de la carretera. Al final abandonó la vía a más de 160 km/h y por fortuna para él y para sus pequeños, el coche se ‘coló’ entre el quitamiedos y las señalizaciones de la vía sin llegar a colisionar frontalmente contra ninguna de ellas.

El conductor, David Wrinkler, comentó posteriormente que las piernas le estuvieron temblando durante horas tras el siniestro. Y es normal, porque seguro que después de ver el vídeo fue consciente de la suerte que tuvieron. Así que ya sabes, siempre es mejor para a tiempo que acabar como lo hizo David o aún peor.

Fuente: TheDrive

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.