Skip to main content

Noticia

Competición

QEV Technologies, el equipo español de Extreme E que luchará contra Hamilton y Rosberg

Test Extreme E

Despejamos algunas incógnitas sobre Extreme E y el equipo español QEV Technologies.

El próximo mes de marzo dará comienzo en Arabia Saudí Extreme E, el nuevo campeonato off-road creado por Alejandro Agag en el que nueve SUV 100 % eléctricos competirán en algunos de los lugares más remotos del planeta. Entre los equipos participantes está QEV Technologies, una empresa española que desembarca en el campeonato dispuesta a luchar por el título.

Los 20 mejores coches eléctricos para 2020

VIDEO: Descubre Extreme E, el campeonato de SUV eléctricos

Como en su día lo fue la Fórmula E, primer campeonato de monoplazas eléctricos, Extreme E representa algo totalmente nuevo en el automovilismo deportivo. A partir del año que viene, un total de nueve equipos lucharán por conquistar algunos de los lugares más remotos del planeta y que han sufrido los efectos del cambio climático. Todos llevarán un coche idéntico, denominado ODYSSEY 21, un SUV eléctrico de más de 500 CV, que lo dará todo en localizaciones extremas y muy distintas entre sí, como el desierto de Arabia Saudí, Groenlandia, el Lago Rosa de Senegal o Tierra de Fuego, en la Patagonia argentina.

El nuevo campeonato ha atraído el interés de equipos reputados y que ya han sido campeones en otras categorías, como HWA, Techeetah o ABT, que cuenta con CUPRA (primera marca de automóviles que apuesta por Extreme E) como socio. Hasta Lewis Hamilton y Nico Rosberg, ex compañeros en Mercedes F1, han formado los equipos X44 y Rosberg Xtreme Team respectivamente, aunque ni Lewis ni Nico se pondrán al volante. Junto a ellos, en la primera temporada de historia del campeonato, estará QEV Technologies, empresa española pionera en el desarrollo de tecnología eléctrica para automoción.

QEV Tech Extreme E

De la Fórmula E a Extreme E, pasando por el desarrollo del Hispano Suiza Carmen

Con sede a solo unos kilómetros del Circuit de Barcelona-Catalunya, en Montmeló, la ingeniería QEV Technologies está especializada en la aplicación de la experiencia acumulada en la competición a la calle. Formada por profesionales con décadas de experiencia en la industria del automóvil, aprenden en la pista llevando al límite sus coches para luego trasladarlo a la calle.

Siguiendo esta máxima, en 2014 se unieron a la Fórmula E como socios técnicos del equipo China Racing, que resultó campeón de la primera temporada de la historia con Nelson Piquet Jr. al volante. Posteriormente han colaborado con Mahindra Racing y con NIO, y han liderado el desarrollo de coches de calle como el Hispano Suiza Carmen o el coche de Rallycross eléctrico (eRX2e). El siguiente reto debía ser Extreme E.

Fórmula E

“En QEV Technologies hemos apostado por la electromovilidad. Llevamos casi 20 años trabajando en el desarrollo de coches de competición y hace ya seis que nos proclamamos campeones de la primera temporada de Fórmula E con el Team China Racing, y después trabajamos para Mahindra Racing”, explica Joan Orús, director de operaciones de QEV Technologies

“El año pasado fuimos seleccionados por la FIA para crear el coche de rallycross eléctrico, que estamos terminando ahora. Vamos a hacer veinte coches, que empezarán a correr el año que viene. También estaremos en Extreme E. Cuando surgió la oportunidad, no la queríamos perder. Queremos estar en los campeonatos internacionales que se mueven con energía eléctrica. Habiendo conquistado la Fórmula E, construyendo el rallycross eléctrico y ahora en Extreme E, podemos decir que nuestra empresa es líder en el mundo del motorsport eléctrico”, añade Orús.

Joan Orús eRx2

Para Joan, la Fórmula E actual es lo que la Fórmula 1 fue en un pasado reciente, un campo de pruebas donde los fabricantes de automóviles llevan al límite sus innovaciones tecnológicas. Extreme E puede seguir el mismo camino, convirtiéndose en un certamen donde las marcas que comercialicen vehículos tipo SUV decidan aprender en un entorno competitivo sobre esta nueva tecnología al tiempo que promocionan su tecnología.

“La Fórmula E ha sido durante los últimos años lo que en su momento fue la Fórmula 1 para los coches de calle: un lugar donde experimentas y pruebas nuevos componentes que luego llevas a los coches de calle. Creo que Extreme E será así para los SUV. Pondremos a prueba motores y otros componentes que pueden servir para hacer una transferencia de tecnología a los coches de calle”, admite.

En este sentido, Orús desveló que se está estudiando la posibilidad de desarrollar un SUV junto con Hispano Suiza, por lo que no descartemos que el próximo modelo de la mítica marca española haya nacido en las carreras de Extreme E.

Descubre todo sobre Extreme E: Carreras de coches eléctricos donde nunca hubieras imaginado

Albert Fábrega, director deportivo: “La Fórmula E es el modelo a seguir para Extreme E”

Albert Fábrega, ex mecánico de F1 y de Fórmula E, actualmente director deportivo del proyecto Extreme E en QEV Tech, ha seguido muy de cerca la formación del equipo español. Bajo su punto de vista, el modelo a seguir de Extreme E debe ser el de su ‘hermana mayor’, la Fórmula E. Recordemos que la categoría de monoplazas eléctricos comenzó en 2014 con la misma tecnología para todos los equipos y desde su segunda temporada los equipos empezaron a desarrollar sus propios sistemas de propulsión, dando así un mayor papel a los actores involucrados.

“Creo que la estrategia debe ser la misma que la que ha venido siguiendo la Fórmula E. Es una forma sana de mantener una cierta igualdad entre equipos y, al mismo tiempo, permitir que los equipos puedan desarrollar su propia tecnología, ayudando a la transferencia a los coches de calle y viceversa”, explica Fábrega.

“Para QEV, esa transferencia de tecnología es clave, ya que la empresa está involucrada en otros proyectos y es importante poder aplicar todo lo aprendido para trasladar las mejores prestaciones y eficiencia a la calle. En la Fórmula E se ha hecho bien: todos empezaron con el mismo material y después se desbloquearon algunas partes que ahora desarrollan los equipos. Se ha controlado bien, ya que no gana el que más dinero tiene, sino el equipo que mejor trabajo hace”, añade.

Albert Fabrega

Equipos de solo ocho personas; pilotos todavía por anunciar

QEV Tech ya ha recibido en sus instalaciones de Barcelona su coche de Extreme E, con el que competirán en los cinco lugares anunciados por la organización en un evento digital. A todos ellos viajarán en el buque St. Helena, que hará las funciones de base del campeonato, aunque ‘in situ’ se creará un paddock en el que los equipos podrán trabajar.

Lo harán de una forma un tanto especial, no solo por el lugar tan diferente en el que estarán, sino porque el personal desplazado a las carreras estará limitado a tres mecánicos, dos ingenieros, el director del equipo y los dos pilotos.

Cada “X Prix” (así se llamarán las carreras) constará de varias eliminatorias, que se celebrarán en dos jornadas, sábado y domingo. Todos los equipos estarán formado por un piloto y por una piloto, por reglamento, que pelearán por llevar a su escudería a lo más alto. En este sentido, Orús y Fábrega confirmaron que QEV Technologies todavía no ha decidido quiénes pilotarán su coche, aunque están barajando varias opciones, entre ellos algunos pilotos españoles que serían interesantes por proximidad. Sin embargo, la clave será el conocimiento que tengan del terreno en el que van a competir.

Test Extreme E

La próxima parada en la preparación para la temporada 2021 de Extreme E son los test que se celebrarán a principios de diciembre al sur de Francia. Será allí donde los equipos prueben por primera vez sus coches en condiciones similares a los de la competición. La aventura real comenzará en marzo, cuando el semáforo se ponga en verde en el desierto de Arabia Saudí y los todoterrenos muestren al mundo el potencial de la tecnología eléctrica, al tiempo que comparten valores como la igualdad y el cuidado del medio ambiente. 

Imagen: Extreme E (Charly López)/Motorsport Images

Y además