Skip to main content

Noticia

Prueba: Jeep JL Wrangler Rubicon 2018

al volante: Jeep JL Wrangler Rubicon 2018

La leyenda del Willys se pone al día. ¡Y de qué manera!

¿Hay que poner las luces de emergencia de un coche en el rincón más apartado del mundo? ¿Para qué hace falta un siste Start Stop sobre riscos y piedras? Como si fuera el último mohicano, el Jeep Wrangler permanece fiel a su espíritu puramente todoterreno. Pero también adopta elementos de coche civilizado, incluida una pantalla táctil en su interior. Los tiempos mandan. Nos ponemos al volante. Prueba: Jeep JL Wrangler Rubicon 2018.

Nos hemos ido nada menos que Nueva Zelanda a probarlo. Naturaleza salvaje, de vez en cuando circundada por carreteras. El entorno perfecto. Mike Allen, jefe de Diseño, nos confiesa que, internamente, lo llaman “nuestro Porsche 911”. Y tenemos que darle la razón: el Jeep y el Porsche comparten el haber mantenido su diseño clásico a lo largo de décadas, variando solo lo que hace falta, pero sin perder la esencia original.

VÍDEO: Mira cómo anunciaron el nuevo Jeep Wrangler...

Y efectivamente, este nuevo Jeep apenas varía su exterior. Las proporciones son las mismas. La parrilla sí adopta ahora una nueva forma trapezoidal, los paragolpes se modernizan, los neumáticos se ven más integrados en los pasos de rueda, y estrena luces diurnas de LED. Los faros redondos, su seña de identidad, también llevan ahora esta tecnología. Pero descuida: el parabrisas se puede plegar hacia delante con un sencillo gestos, y puedes dehacerte de las puertas. ¡El espíritu Willys sigue vivo!

Pero el reponsable del proyecto, John Mrozowski, insiste: “Este Wrangler es un coche completamente nuevo”. Pero aclara que sigue siendo un todoterreno puro, y por eso mantiene su estructura de travesaños, eso sí, con una rigidez aumentada en un 57%, y aceros más ligeros. Las puertas, capó, marco del parabrisas y aletas son ahora de aluminio. 

La sorpresa, al volante

al volante: Jeep JL Wrangler Rubicon 2018

Por eso el Wrangler ahora no solo es robusto, sino que, con un peso de 1.894, también es más ligero, aunque diste mucho de ser un coche liviano. Por otro lado, mientras que los SUV modernos llevan carrocería autoportante, este icono americano opta por el estilo arcaico. Con tracción integral, reductora y diferenciales con bloqueo, es una máquina para el campo. 
Pero, la sorpresa: en carretera, ahora es un coche que va con mucha soltura. En parte, gracias a sus dos litros turbo de cuatro cilindros con caja automática de ocho velocidades, que rinde hasta 272 CV y nada menos que 400 Nm de par. Un bloque cedido por Alfa Romeo.

El nuevo Jeep JL Wrangler Rubicon sorprende con una suspensión bastante confortable y una dirección eléctrohidráulica que sigue con bastante rapidez los deseos del conductor. Nunca antes este modelo se había sentido tan manejable y civilizado en carretera. Si lo quieres comprobar, eso sí, tendrás que esperar al final de 2018, cuando llegue a Europa.

Lecturas recomendadas