Skip to main content

Noticia

Prueba: Hyundai Kona Elektro: ¡613 km y 10 horas sin repostar!

Al volante del Hyundai Kona Elektro

Las pruebas especiales requieren a gente especial. Para esta ronda de consumo de la variante eléctrica del Hyundai Kona, hemos recurrido a un colega de 54 años, especialista en conducción ahorradora. A ver si es capaz de lograr los daros de autonomía que da la marca. En esta prueba del Hyundai Kona Elektro verás la respuesta.

Y empezaremos por el final: ha conseguido lo inimaginable: ¡Diez horas con una sola carga de batería! O lo que es lo mismo: ¡613 kilómetros de una tacada! Eso es más, de hecho, de lo que promete el fabricante. Según el anuncio, este Hyundai, con su batería de litio de 64 kWh es capaz de recorrer 470 kilómetros sin parar. Hay que decir, eso sí, que nuestro experto en contención con el acelerador ha conducido en las condiciones ideales.  Veintitrés grados, el sol en lo alto, y poco tráfico en la carretera.

Así lo hemos logrado

Dejarse llevar relajadamente ha sido muy fácil. El Kona ha partido, claro, con la batería cargada al 100%. Ha rodado en modo Eco, con el climatizador apagado, con la máxima recuperación de energía y no ha superado los 100 km/h en autovía. Pero en paralelo lo hemos sometido también al mismo test de consumo que aplicamos a todos los coches de combustión, con recorrido mixto, que incluye un tramo de 20 kilómetros con el pie derecho a tabla (por autovía alemana sin límite) y claro, ha tragado una media de 18,8 kWh por cada 100 kilómetros y la autonomía ha sido mucho menor: 370 kilómetros.

Al volante del Hyundai Kona Elektro

El cual, por cierto, es un dato muy respetable. Para que te hagas una idea: el mismo test en un Kona de gasolina con 177 CV nos ha dado 560 kilómetros de autonomía. Resumiendo: el Kona Elektro se acerca mucho a los coches de combustible, y desde luego es perfectamente utilizable en el día a día sin miedo a quedarte tirado.

Un coche para el día a día

Y esto, claro, con su configuración de 2+3 plazas y su condición de SUV, y toda la practicidad que eso conlleva. Delante uno va cómodo en buenos asientos y con buena visibilidad a través del corto morro. Detrás, empiezan las estrecheces: es como una celda angosta, y quien vaya aquí, con las piernas muy dobladas, tendrá ganas de bajarse al cabo de unos kilómetros. Su maletero tampoco es muy generoso: cubica 332 litros. Y es que la batería de alto rendimiento colocada en el piso es lo que merma tanto su capacidad interior.

Al volante del Hyundai Kona Elektro

Pero ojo, porque el Kona normal, con sus 361 litros de maletero, tampoco es un prodigio de espacio. Y el Kona Elektro le gana la partida en comportamiento. Es más estable porque, gracias a la grande batería, tiene el centro de gravedad más bajo. Y por supuesto, es mucho más silencioso. Incluso la dirección reacciona con más precisión a los cambios de giro que la del de combustión, que es más nerviosa. El manejo es sencillo: su palanca con las posiciones P-D-R-N se entiende desde el primer vistazo.

Conducir con un pedal...

En la consola central tenemos un monitor de ocho pulgadas para el sistema de audio y el navegador. El climatizador tiene un comportamiento intachable y va apoyado por un volante y unos asientos calefactados. Además, va atiborrado de asistentes, entre los que no falta el Tempomat con control de distancia, o el controlador de carril y de atención al volante. Ni la cámara de visión trasera.

Al volante del Hyundai Kona Elektro

Tienes tres modos de conducción: Eco, Confort y Sport. Con el Eco, puedes convivir perfectamente, porque el empuje del motor sigue siendo sorprendentemente bueno. El modo Sport aporta más diversión, y puedes manejar unas levas al volante que no son para cambiar marchas, sino la intensidad de la recuperación. No lo logra al nivel del BMW i3, pero lo cierto es que con este Kona casi puedes circular con un solo pedal.  

¿Cuál es tu coche ideal?

Todo sobre Hyundai

Acabados de Hyundai Kona 2017 más populares:

La valoración de Auto Bild

7,6

Todo sobre Hyundai Kona

Y además