Skip to main content

Noticia

Competición

Opinión: ¿deberían prohibir el TT de Isla de Man?

Vídeo: Michael Dunlop pulveriza el récord de la Isla de Man
La cita suma ya más de 250 fallecidos en su historia.

Suma y sigue: primer día del TT Isla de Man 2019 y ya se ha producido la primera víctima mortal en la considerada como la carrera más peligrosa del mundo. El joven piloto Daley Mathison fallecía en la Isla de Man por un grave accidente en la carrera de Superbikes que se disputó el pasado lunes. Esta nueva muerte vuelve a incrementar la polémica alrededor de esta prueba. ¿Deberían prohibir el TT de Isla de Man? Algunos pilotos ya se han pronunciado.

Primero voy a dar mi opinión. Creo que no deben prohibir el TT de Isla de Man. Es la carrera más peligrosa del mundo, eso es cierto, las medidas de seguridad brillan por su ausencia y los pilotos rozan los muros y las casas a 300 km/h. Es una animalada, pero precisamente por ese riesgo, por ese límite que muchas veces se lleva las vidas de los pilotos, es por lo que esta carrera es tan especial.

Los pilotos salen al asfalto conscientes que pueden perder la vida en cualquier curva, nadie les obliga, nadie les está diciendo lo que deben o no deben hacer. Son hombres libres que deciden jugarse la vida sin poner en riesgo a los demás. Por esta regla de tres, si se prohibe el TT de Isla de Man también se deberían prohibir actividades como el parapente, el concido como ‘wingfly’ o cualquier otra actividad peligrosa.

 

 

El Tourist Trophy de la Isla de Man no es como MotoGP o como ninguna competición que se disputa en varios circuitos. Esta carrera es algo único, un iceberg en medio del motociclismo, un oasis de peligro y velocidad, de emoción y adrenalina y creo que quienes se enfrentan voluntariamente a ese reto, lo hacen siendo muy conscientes de los riesgos que conlleva. 

El mensaje que compartió la viuda de Daley Mathison, anunciando su fallecimiento, me parece maravilloso. Termina con un: “La última imagen que tengo de mi marido era la de un hombre feliz con su vida y orgulloso de las carreras.” Podemos entrar a cuestionar muchas cosas, pero creo que cada uno tiene el derecho de jugarse la vida en lo que quiera, siempre que no ponga en riesgo más que su propia vida.

Sin embargo, hay otros pilotos que no están de acuerdo conmigo y creen que se debería prohibir por falta de seguridad. Por ejemplo, Aleix Espargaró, al enterarse de la  noticia de la muerte de Daley Mathison, afirmó: “no puedo entender cómo esa carrera no está prohibida.” Y seguro que no es el único piloto que piensa así.

 

 

 

 

Pero creo que coartar la libertad de los pilotos que quieren participar en esta prueba no tendría sentido. Insisto, cada uno debe ser feliz con lo que hace en su vida y si su pasión es sentir la velocidad y la adrenalina que sienten los pilotos en esta pequeña isla británica, que sean libres de poder hacerlo. Creo que cada uno tiene derecho a vivir y a morir con absoluta libertad y haciendo lo que quiera. 

Y además