Logo Autobild.es

La primera marca que se atreve a ofrecer hasta 16 años de garantía para sus coches híbridos

Ferrari batería híbridos
Foto del redactor Mario Herráez

Pero el coste de la suscripción anual no es barato.

En el proceso de electrificación que está experimentando el sector del automóvil, los coches híbridos son los que tienen más protagonismo a nivel de ventas, mientras que los coches híbridos enchufables son vistos como el formato clave en la transición hacia la electricidad. Ahora, una marca ha anunciado una garantía de hasta 16 años para estos: Ferrari.

La firma italiana se ha resistido bastante a introducir la electricidad en sus sistemas de propulsión, pero ya cuenta con PHEV en su gama y está perfilando los últimos detalles de su primer coche eléctrico, que desvelará a corto plazo.

Sin embargo, los protagonistas hoy son los primeros, pues para ellos la compañía del Cavallino Rampante ha presentado dos servicios de garantía extendida que tienen un aspecto clave que no es para nada común: ofrecen el reemplazo gratuito de la batería del vehículo.

Los modelos que se pueden acoger a este formato son los SF90 Stradale, SF90 Spider, SF90 XX Stradale, SF90 XX Spider, 296 GTB y 296 GTS; y la marca señala que cualquier propietario de uno, aunque ya se haya acabado la garantía oficial base de tres años que se ofrece, puede pagar para obtener esta versión extendida.

 

Hay dos programas disponibles, Warranty Extension Hybrid y Power Hybrid. Ambos pueden adquirirse en paquetes renovables cada dos o cada cuatro años y no importa la edad que tenga el automóvil.

Los Ferrari híbridos enchufables cuentan de serie con una garantía de cinco años para los componentes híbridos de su sistema, pero si se acogen al programa Warranty Extension Hybrid, la garantía se amplía y cubre todo el automóvil.

Sin embargo, lo más interesante es que si lo llevan hasta el octavo año, la marca se encargará de reemplazar de manera gratuita la batería de alto voltaje del coche.

Se trata de uno de los elementos más caros y, de esta manera, se busca sacar de la ecuación la posible degradación de la misma debida a los ciclos de carga y descarga.

El Power Hybrid va más allá y es que permite extender la garantía de fábrica en todos los componentes principales del tren motriz, incluyendo aquellos relacionados con el sistema híbrido, desde el año 8 al año 16. Además, de nuevo en el año 16 se reemplazaría la batería del sistema PHEV.

Además, Ferrari hace dos apuntes interesantes sobre ambos programas.

El primero es que, como con otras opciones de garantía extendida, si el propietario vende el vehículo, cualquiera de las dos opciones se amplía y el nuevo propietario puede disfrutar de ellas también.

La segunda es todavía más relevante, puesto que, en el caso de futuros desarrollos en la tecnología de baterías, la pila que monte el bólido se reemplazará por una nueva de última generación, lo que implica la posibilidad de que su rendimiento y/o eficiencia sean incluso mejores que los del componente original. 

Ahora bien, todo esto tiene un precio y, como suele ocurrir con cualquier cosa relacionada con Ferrari, no es precisamente barato: el coste anual de la suscripción es de 7.000 euros anuales, según apuntan desde Bloomberg.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.