Skip to main content

Noticia

Motor

La primera autovía de pago de España entra en funcionamiento, está en País Vasco y cuesta 2,5 euros

Autopista de pago

La A-636, conocida como autovía de Deskarga, en el tramo que une las localidades de Beasain y Bergara, se ha convertido en la primera autovía de pago de España

Son un total de 22,9 kilómetros por los que los conductores tendrán que pagar dos euros y medio. Se trata de una autopista de peaje sin cabinas, es decir, no habrá que detenerse para abonar el peaje, sino que se hará de forma telemática (lo que se conoce como telepeaje).

Esto va a costar el pago por peaje en España

El sistema empleado se conoce como Free Flow (flujo libre): los vehículos circulan sin detenerse y son identificados a través de la placa por cámaras de vigilancia en los distintos accesos y a lo largo de la vía. Los sistemas de identificación de matrículas calculan el importe en función del trayecto recorrido y cargan el precio del peaje al dispositivo asociado.

Supone esto que los usuarios de la primera autovía de peaje deben estar dados de alta en la plataforma de pago que gestiona la empresa Bidegi.

Multas por no pagar el peaje

La Diputación Foral de Guipuzcoa ha decidido cobrar por el uso de este tramo de autovía a todos los vehículos, salvo las motocicletas. 

El precio medio por usar la primera autopista de peaje de España es de 2,5 euros,  aunque algunos conductores podrán beneficiarse de descuentos en función del número de veces que se utilice la vía. 

Con la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial, no pagar un peaje se ha convertido en una infracción leve que se sanciona con 200 euros.

Peaje

El Gobierno quiere peajes en las autovías españolas

Aunque no ha sido una decisión del Gobierno central, la puesta en marcha del tramo de peaje en la autovía A-636 es un adelanto de lo que puede suceder en otras muchas autopistas españolas si sale adelante el plan del Ejecutivo de crear un sistema de pago por uso en vías de alta capacidad.

El Ministerio de Transportes lleva meses trabajando en un proyecto que supondría la implantación de peajes en buena parte de las autovías y autopistas españolas. De momento, no hay fecha de aplicación (de hecho, la propuesta no ha sido recogida en la nueva Ley de movilidad), pero Raquel Sánchez mantiene que están buscando el consenso de todas las partes afectadas.

Y además