Skip to main content

Noticia

Porsche construye una réplica de su 'eslabón perdido', el 356 Nº1 Roadster

Porsche 356 réplica
Porsche ha anunciado que está construyendo una réplica del que fue su primer modelo producido en serie, una especie de eslabón perdido al tratarse de un vehículo del que no se conserva ninguna unidad con el aspecto 100% original.

Porsche es una marca que está llena de hitos históricos, y también de modelos que nunca se borrarán de nuestra memoria. Uno de ellos es, indudablemente, el Porsche 356 Nº 1 Roadster, que fue ni más ni menos que el primer vehículo de producción de la marca. El problema es que éste es una especie de eslabón perdido dentro de la firma alemana, porque a día de hoy no se conserva ninguna unidad bajo su forma original. Por desgracia, este clásico ha pasado por muchas manos, las cuales han ido modificándolo. Sí, su esencia no se ha perdido, pero no es el original. ¿La solución? Construir una réplica 100% fiel a éste.

Tal y como afirman desde la propia firma teutona “la forma original del 356 Nº 1 Roadster está perdida, y no puede ser restaurado”. De ahí que se haya optado por la vía de construir una réplica cuyo proceso está siendo de lo más laborioso. Por ejemplo, la carrocería ha supuesto ni más ni menos que dos meses de trabajo a los encargados del proyecto.

No te pierdas: El Porsche 356 más antiguo jamás encontrado... ¡restaurado!

Es realmente triste que un modelo tan importante como éste para la historia de Porsche no se conserve hoy en día, de ahí el esfuerzo que está poniendo la marca germana para recuperarlo, aunque sea 'de mentira'. De hecho, la fabricación de esta réplica se está llevando incluso a cabo con los mismos materiales y técnicas con las que se hizo el original. Eso sí, también apoyándose en tecnología actual, como la que está escaneando en 3 dimensiones toda la información que se tiene del vehículo para que el resultado sea lo más fidedigno posible.

El afán de Porsche por crear un 356 Nº 1 Roadster igual al primero llega hasta al color de la carrocería, del que se está tratando que sea exacto al que se vio en 1948, año de nacimiento del modelo. Por desgracia, lo que no va a hacer Porsche es mostrar en movimiento el coche. Estamos ante la fabricación de un 'show car', que no tendrá ningún elemento mecánico en su interior. Una maqueta, vamos. Eso sí, de esas que todos y cada uno de nosotros nos quedaríamos mirando horas y horas. ¿O no?

Y además