Skip to main content

Noticia

Porsche C88, el Dacia Logan de Porsche que no llegó a producción

Porsche C88

El "low cost" de Porsche.

Probablemente si nos dicen en una conversación que Porsche quiso lanzar un coche de bajo coste hace algunos años pongamos ese comentario, al menos, en duda. Y es que la marca alemana no nos tiene acostumbrados a eso, y para prueba su gama en la que encontramos variedad pero siempre de corte muy premium. El Porsche C88 fue un proyecto de la marca alemana que no llegó a producirse en masa, pero tenía ese objetivo.

No te pierdas: 'Viejas glorias: Peugeot 205 CTI'

Con acento chino

El Dacia Logan de Porsche es conocido como C88 y estuvo a punto de venderse en los años noventa. Su objetivo no era, a priori, Europa, con el punto de mira puesto en el mercado chino.  Su primera aparición fue en el Salón Internacional del Automóvil de Pekín de 1994, cita a la que llegó después de un intenso trabajo por parte de los ingenieros. El Porsche C88 no hacía referencia a la marca, ni por diseño ni por emblemas, pues no encontrábamos el logo de la marca miráramos donde miráramos.

VÍDEO: Porsche Cayenne Coupé, estos son sus tres rivales más duros

El Porsche C88 quería conquistar el mercado chino. Tal intensidad había puesto la marca en conseguir este objetivo que incluso su nombre hacía referencias a la cultura china. La “C” de su nombre copiaba la primera letra del nombre del país y los dos ocho hacía alusión al número de la suerte en la región. De la misma manera, el triángulo que veíamos en ciertas zonas del vehículo intentaba reflejar la familia modelo por aquel entonces: padre, madre e hija o hijo.

Dos motores disponibles

La gama mecánica del Porsche C88 ofrecía dos motores, cada cual más austero. El más pequeño era un gasolina de 1.1 litros, mientras que el de mayor cilindrada llegaba a los 1.6 litros. La potencia máxima que lograba ofrecer era de 67 caballos de potencia, una energía escasa aunque suficiente para mover su cuerpo de menos de una tonelada. Una caja manual de cinco velocidades completaba el conjunto.

Olvídate del diseño

El Porsche C88 no tenía una carta de presentación demasiado entusiasta, ni por números ni por imagen. El diseño de este proyecto que no llegó a producirse en masa era de todo menos pasional. Encontrábamos un coche de tres volúmenes con paragolpes en plástico negro, recurso típico en modelos de clase “low cost”. El grupo óptico no ayudaba, con unos faros de formas poco atractivas y con detalles pobres. El remate lo ponían las ruedas, con llantas de chapa y un perfil alto. ¿En serio?

Porsche C88

Como curiosidad, el Porsche C88 se diseñó con un único asiento para niños debido a la política de “hijo único” en el país. Otro apunte curioso lo encontramos en la presentación del modelo, a la que asistió el Director Ejecutivo de la marca y para la que se preparó el discurso en chino mandarín. Pese a los esfuerzos, no llegó a producirse. Actualmente se exhibe en el Museo Porsche de Stuttgart, en Alemania.

Y además