Skip to main content

Noticia

VÍDEO: un Porsche 911 GT2 RS no puede con un Lamborghini Urus en Nürburgring

Porsche 911 GT2 RS Lamborghini Urus
Si juntas estas palabras: Porsche 911 GT2 RS, Lamborghini Urus, Nürburgring y lluvia seguro que la cosa promete, y así es. Estos son los protagonistas de un vídeo espectacular.

En el mundo de la competición del motor a veces suceden cosas sorprendentes. El mejor coche no siempre gana, y la lluvia, además de dar espectáculo, iguala las prestaciones de los vehículos. Con el asfalto mojado la pericia del piloto gana protagonismo, y son pocos los que gustan de rodar en este tipo de condiciones climáticas.

Cambiando el nombre de todo lo dicho en el anterior párrafo por Porsche 911 GT2 RS, Lamborghini Urus, Nürburgring y lluvia seguro que el interés por seguir leyendo se incrementa. Y es que, a veces en la vida, tener un coche preparado para circuito no es garantía total de éxito. Más si cabe si lo colocamos en un circuito tan técnico como es el infierno verde. Si además añadimos a la historia un SUV premium deportvo de tracción total y unas condiciones de lluvia, el cuento parece fascinante.

No te pierdas: Porsche 718 Cayman GT4 Sports Cup Edition: un deportivo especial

El Porsche 911 es uno de los coches deportivos europeos con más solera. Además es un asiduo en los circuitos. Sus versiones de calle son resolutivas en este ambiente, pero los de Stuttgart no se quedan ahí. El cliente tiene una  amplia lista de opciones para equipar el coche enfocándolo al mundo de la competición. Las siglas GT y RS así lo certifican. El Porsche 911 GT2 RS es un coche que se puede adquirir preparado de fábrica y que cuenta con una potencia de 700 CV en su tren trasero. 

El caso del Lamborghini Urus es completamente distinto. Se trata del primer vehículo del fabricante italiano que rompe con la idea de los super deportivos. Es un SUV premium con carácter pasional, pero que si que permite hacer un uso diario y familiar. Es un coche que equipa potentes motorizaciones y tiene tracción total. 

Si ponemos todo en contexto, tenemos como protagonistas de la historia a un superdeportivo de tracción trasera enfrentado a un SUV deportivo de tracción total. Y si los colocamos en el mapa, hay que irse al circuito de Nürburgring, el denominado infierno verde, donde además, llueve.

Agua, confianza, control y velocidad

En la industria del motor se da un hecho que es curioso. Todas las marcas suelen probar sus creaciones antes de sacarlas al mercado en un circuito como es Nürburgring. Se trata de un sitio único y que es una prueba en toda regla para el coche en cuestión. Es un trazado muy técnico que exige lo máximo al chasis, a la mecánica y al piloto. El último episodio de esta guerra comercial en el infierno verde ha tenido lugar entre los coches eléctricos. Más concretamente el Porsche Taycan y el Tesla Model S han tratado de marcar distintos récords de tiempo en el circuito alemán.

No te pierdas: Vídeo: el prototipo del Tesla Model S acaba averiado en Nürburgring

El vídeo que da pie a estas líneas es un buen ejemplo real del dicho "más vale maña que fuerza", aunque esta vez el más mañoso tampoco es que vaya flojo. Dicho de otra manera, en un Nürburgring lluvioso, más vale un coche potente de tracción total que un coche preparado para circuito de tracción trasera. Queda a parte la valoración de la pericia de un piloto y otro.

Y ya que hemos llegado hasta aquí, ¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además