Skip to main content

Noticia

El peligro de las carreras y los accidentes en el siglo XX

Aunque todavía se siguen lamentando muertes en el mundo de la competición, la seguridad ha aumentado. Sin embargo hubo una época en la que las carreras y los accidentes iban de la mano...

Durante la mayor parte del siglo XX, competir en coche era una disciplina de máximo riesgo: las carreras y los accidentes estaban asociados en demasiadas ocasiones. Competiciones como la Mille Miglia, las 24 Horas de Le Mans o las disputadas en Nürburgring, Mónaco o Goodwood suponían tal riesgo que el piloto, rara vez, sobrevivía. Hoy en día las carreras son mucho más seguras y, quizá, el punto de inflexión lo marcó la muerte del más grande Ayrton Senna, en el Gran Premio de San Marino. Desde ese momento, ningún piloto ha muerto en un Gran Premio de Fórmula 1.

Y además