Noticia

Nuevo BMW X5 M G-Power: ¡700 CV no son suficientes!

Raúl Salinas

26/06/2016 - 13:50

Cuando mucho no es suficiente, salen preparadores para intentar mejorar lo inmejorable. Pero, ¿qué pasa cuando esto tampoco es suficiente? Parece claro que G-Power sufre uno de esos casos en los que siempre se busca mejorar, siempre se busca más potencia, más efectividad, más locura. Siempre más. Este es su nuevo BMW X5 M G-Power con 750 CV. Bestial.

El nuevo BMW X5 M G-Power no corre, ¡vuela! En octubre te presenté su particular preparación del motor V8 de 4,4 litros con la que llegaban a los 700 CV. Una cifra monstruosa que sería más que suficiente para todo el mundo, pero parece que el ser humano tiene la condición de acostumbrarse a todo y siempre quiere más. Esa es la causa por la que apenas unos meses más tarde llega una nueva vuelta de tuerca del que probablemente sea el SUV más bestia que puedes comprar hoy.

No te lo pierdas: Prueba BMW X5 M ¡2,3 toneladas de deportivo!

El nuevo kit de G-Power para el BMW X5 más salvaje aumenta la potencia haya los 750 CV y una cifra de par que también te deja sin habla: ¡980 Nm! Comparado con el BMW X5M, que ya corre y mucho, supone un incremento de 175 CV y 230 Nm de par. ¡Qué burrada! Está claro que es un vehículo grande y pesado (2.350 kg) pero eso no es problema para que esta bestia supere los 300 km/h. ¡Tiene que dar mucho miedo que un X5 te adelante a 300 km/h por la autobahn!

Me parece interesante el precio que pide G-Power para instalar este kit de potencia: apenas 4.400 euros. Quitar el límite de velocidad máxima te costará otros 668 euros. Pero, ¿cómo se consigue la mejora de potencia? Principalmente gracias a una mejora en los turbos, así como en el software. El nuevo BMW X5M G-Power también luce un nuevo sistema de escape de titanio que es 23 kg más ligero.

Evidentemente, este BMW X5M G-Power no es un coche pensado para participar en una ‘drag race’, pero por poder, podría: completa el cuarto de milla en 11,5 segundos. ¡Qué cifras! Como es habitual en G-Power, la estética se mantiene casi sin cambios: lo más especial son las nuevas llantas forjadas de 23 pulgadas que, sin duda, se convierte en elemento más caro de esta preparación: 8.442 euros. Si quieres una rebaja en la suspensión deberás pagar 2.292 euros más mientras que si quieres el sonido más bestia, tendrás que soltar otros 3.190 euros.

Yo creo que el kit de potencia es más que suficiente para transformar tu BMW X5 M en una bestia capaz de plantar cara a más de un superdeportivo. A fin y al cabo, la discreción es uno de los puntos fuertes de G-Power, ¿no crees?

Lecturas recomendadas

Todo sobre BMW

BMW

Buscador de coches