Skip to main content

Noticia

Motor

Motor de agua, la revolucionaria apuesta de Japón para conquistar el espacio

Motor de agua, la revolucionaria apuesta de Japón para conquistar el espacio

La agencia espacial japonesa JAXA ha desplegado el EQUULEUS, un nanosatélite cuya principal característica es su motor de agua, compuesto por ocho propulsores.

La agencia espacial japonesa JAXA ha hecho una revolucionaria apuesta por el motor de agua en su última misión, Artemis, con el despliegue del satélite EQUULEUS, impulsado mediante un sistema que emplea vapor de agua.

EQUULEUS (EQUilibriuUm Lunar-Earth point 6U Spacecraft ) es un nanosatélite compuesto por seis unidades de CubeSat, un estándar de fabricación de satélites que a partir de  cubos. 

Según apunta el diario El Español, la misión Artemis, en la que participa también España, tiene como objetivo la distribución del plasma en los alrededores de la Tierra (conocido como plasmasfera) que ayudará a los científicos a comprender la radiación ambiental en esta región del universo.

Igualmente, realizará técnicas de control de trayectoria orbital de bajo empuje dentro de los puntos de Lagrange en el sistema Tierra - Luna (EML, por sus siglas en inglés), para demostrar que, a partir de aquí, se puede transferir a varias órbitas cercanas a la tierra. 

 

El punto Langrage es el lugar donde, según los astrofísicos, las fuerzas gravitacionales del sistema Tierra-Luna casi se igualan y es una de las zonas más estables. Tras completar con éxito una primera fase de operaciones de verificación de sistemas, la agencia espacial japonesa confirmó que EQUULEUS se encuentra en la posición correcta. 

Motor de agua, la revolucionaria apuesta de Japón para conquistar el espacio

Uno de los aspectos más interesante de EQUULEUS es que está impulsado por un motor de agua, llamado Aquarius. Está compuesto por ocho propulsores que controlan tanto la orientación como el momento de fuerzas. 

El sistema de propulsión ocupa, aproximadamente, 2,5 unidades de las seis que componen el total del satélite y se alimenta de un depósito de 1,2 kg de agua para toda la misión. Para generar el vapor, utiliza el calor residual de los componentes de comunicación a bordo, hasta que alcanza los 100 grados en el precalentador.

El motor de agua produce un total de 4 mN (milinewtons), con un impulso específico de 70 segundos y un consumo energético de 20 vatios. Ya se probó en una misión anterior de la JAXA a la Estación Espacial Internacional, en 2019, para demostrar el funcionamiento de esta tecnología. 

Otros sistemas de EQUULEUS

El nanosatélite japonés está equipado también con una serie de sistemas y sensores para llevar a cabo la misión Artemis. Uno de ellos es el sistema Phoenix, un pequeño sensor de imagen especializado en la recepción del espectro ultravioleta de alta energía, que permitirá conocer la plasmasfera de la Tierra. 

Por otro lado, cuenta con la cámara Delphinius, conectada al telescopio dentro de Phoenix, para observar los destellos de los impactos en la Luna y asteroides cercanos a la Tierra, mientras se coloca en el punto de Lagrange. 

Finalmente, EQUULEUS cuenta también con el instrumento Cloth, encargado de detectar y evaluar el flujo de impacto de meteoritos en el espacio cislunar, una región cercana a la Luna, mediante unos sensores que detectan el polvo en suspensión.

Etiquetas:

Industria

Y además