Skip to main content

Noticia

Motos

Este motor de BMW cumple 100 años... y sigue 'boxeando'

BMW R32
Centenaria de uno de los motores más exitosos en la historia de la movilidad.

Una de las cosas más divertidas que tienen las motos es que cualquier parámetro que cambies, influye decisivamente en el comportamiento del vehículo y, cómo no, en las sensaciones de conducción. Por ello, hasta el piloto menos experimentado, es capaz de sentir las diferencias entre un motor de un sólo cilindro, de dos, de tres, de cuatro... o si cada pistón se sitúa en línea con el cuerpo, en V, de forma longitudinal o transversal... o incluso, si está refrigerado por agua o por aire. ¿Uno de los mejores ejemplos de cómo se puede evolucionar sin perder carácter? Este motor de BMW que cumple 100 años... y que sigue 'boxeando' en plena forma. 

Sí, en efecto, se trata del motor bóxer bicilíndrico que la marca alemana lleva teniendo un siglo en su catálogo, desde la primera idea (con la denominación interna KR1) y su primera moto como tal, la BMW R 23 de 1923..., a las actuales BMW R NineT (que volvían a recuperar el bloque 'puro' de refrigeración por aire en su diversificada gama) al último 'grito' de la firma: el bloque de aire-agua que equipan las dos referencias de sus respectivos segmentos (y que también hemos probado en AUTO BILD): la trail BMW R 1250 GS y la touring BMW R 1250 RT (ambas, de 1.250 cc y 136 CV). 

Prueba de la BMW R1250 RT

Todo un boxeador

Precisamente, las mecánicas con dos cilindros opuestos cuyos pistones se juntan y se separan deben su nombre 'bóxer' a los boxeadores, por la similitud con sus guantes cuando los púgiles pelean. ¿Pero cómo surgió la idea de aplicar estas innovaciones a una moto en BMW?

Según recuerda ahora la firma, el protagonista de esta historia es Martin Stolle un joven talento del departamento de Desarrollo de BMW. Sometida la compañía a la prohibición internacional de fabricar motores de avión, impulsada por los vencedores de la I Guerra Mundial (1914-1918), a sus empleados, las compañías alemanas se tuvieron que reinventar. 

Prueba de la BMW R NineT Scrabler

En el caso de BMW, optaron por bloques de cuatro cilindros para camiones, tractores y barcos. "Pero hacía falta crear un nuevo producto para asegurarse el futuro. Martin Stolle tuvo una brillante idea. Inspirado por el motor que impulsaba su moto Douglas, diseñó un motor bicilíndrico, refrigerado por aire, de 500 cc, con cámaras de combustión colocadas horizontalmente", recuerda el fabricante.

"Este tipo de disposición de motor ya se conocía como motor bóxer, en el que los pistones siempre funcionaban 'uno contra uno' similar al movimiento de los boxeadores en una pelea. El motor se ganó a los aficionados con su excelente rendimiento, suave desde el primer momento; una cualidad que continúa entusiasmando a los fanáticos de las motocicletas BMW impulsadas por motores bóxer hasta el día de hoy", explican desde BMW Motorrad.   

Robustez y fiabilidad del bóxer

En 1920 comenzó la producción del nuevo motor bóxer. En ese momento, Stolle tenía tan solo 34 años y su diseño del motor Bóxer y optó por ese motor bóxer debido a su robustez y fiabilidad.

En su diseño inicial, el bloque desarrorraba 6,5 CV a 4.500 rpm. El nuevo motor se suministró a varios fabricantes de motocicletas bajo el nombre de "Bayern-Kleinmotor" (pequeño motor de Baviera).

Así es la monstruosa BMW R18 que está por llegar

Enseguida idea de Stolle se aplicó en motos de las firmas Helios, Bison, SMW, Corona y Hoco.

Galería de la BMW R18 2020... inspirada en los primeros bóxer de la marca.

Y las motocicletas con mejor aceptación fueron las de Nürnberger Victoria-Werke, con el modelo KR1 impulsado por el "Bayern-Kleinmotor" de BMW, con 1.000 unidades del motor bóxer de BMW que ahora cumple 100 años.

BMW empieza a hacer motos

En 1922, Martin Stolle se marcha de BMW a Victoria-Werke y su sustituto es el segundo gran nombre que aparece en esta historia: el ingeniero jefe Max Friz, que da el paso definitivo para que la compañía con sede en Múnich se pase a las dos ruedas y se ligara en lo sucesivo (aunque más adelante, no en todos sus modelos) al motor bóxer y la transmisión cardán.  

moto clasica vintage historia

Así, la primera moto BMW como tal fue la BMW R 32, la primera motocicleta de BMW, presentada en 1923 como "La Motocicleta Touring de Bayerische Motoren Werke".

La BMW R 37 (1924) se comercializó como "Sportmodell"... y juntas, dieron comienzo a una larga y, de momento, interminable saga que sigue siendo todo un referente en la historia de la moto y de la historia de la movilidad, instalada en modelos touring, deportivas y hasta neorretro y 'café racer'.  

Y además