Skip to main content

Noticia

Mini John Cooper Works Police Car: el Mini de la Policía

Mini John Cooper Works Police Car
Aarón Pérez

En el pasado RETTmobil 2018, la firma británica reveló el Mini John Cooper Works Police Car, un coche de Policía totalmente equipado con un diseño alternativo.

El Mini John Cooper Works Police Car podría estar perfectamente integrado entre los 10 coches de Policía más espectaculares. Fue revelado en el pasado RETTmobil 2018, la feria de vehículos para servicios de emergencias más importante del segmento. De este modo, el Grupo BMW, que es uno de los más activos en este campo, presentó este prototipo de pequeño, pero deportivo, vehículo de Policía para las autoridades alemanas.

No te pierdas: ¡Sube los altavoces! Un Mini John Cooper Works en un túnel

Se trata de un Mini John Cooper Works de la actual generación que ha sido equipado con las especificaciones de serie, es decir, un motor turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros que es capaz de entregar una potencia de 231 CV y un par motor máximo de 320 Nm, con lo que es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en tan solo 6,3 segundos y de llegar a una velocidad punta de 246 km/h. Sin embargo, no todo son prestaciones para este pequeño bólido.

Vídeo: ¡En movimiento! Mini John Cooper Works GP Concept:

Así es el Mini John Cooper Works Police Car

El Mini John Cooper Works Police Car presentado por Mini en el RETTmobil 2018 está equipado con una decoración que coincide con los colores oficiales de la Policía alemana. Sobre una base en color gris encontramos franjas en amarillo flúor y azul marino, con la salvedad de que en esta versión se le ha dado un toque diferente con un estilo más desordenado y menos cuidado que destaca sobre la sobriedad de los vehículos oficiales. Incluso las letras de ‘Polizei’ están desordenadas.

Además, Mini de la Policía cuenta con luces LED específicas que encontramos sobre el techo, como en cualquier otro vehículo de las fuerzas de seguridad de cualquier país, además de dos tiras de LED en azul integradas dentro de la entrada de aire que encontramos sobre el capó. El resto cumple con las especificaciones de fábrica, como las llantas de 18 pulgadas, los potentes frenos con pinzas en rojo o las salidas de escape centrales y el alerón sobre el techo. El interior, pese a no contar con imágenes, se cree que se ha mantenido de serie, a excepción de algunos controles para las luces de Policía.

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria