Skip to main content

Noticia

Motor

Mercedes EQC o Mercedes GLC, ¿dónde es mejor y peor cada uno?

Mercedes EQC o Mercedes GLC, ¿dónde es mejor y peor cada uno?

¿Eléctrico o de combustión? Esa es la cuestión

Los coches eléctricos empiezan a estar en las quinielas de muchos compradores y si se trata de un SUV eléctrico, las posibilidades se multiplican. Por el momento no son modelos precisamente económicos, así que los conductores con un poder adquisitivo alto son los primeros que están apostando por este tipo de tecnología. 

Algunos todavía dudan si merece la pena apostar por un eléctrico o es mejor seguir con un modelo de combustión. Por eso, te planteamos este enfrentamiento entre el Mercedes EQC o Mercedes GLC, para que tengas claro dónde es mejor y peor cada uno.

No te pierdas: así te ayuda la tecnología a gestionar la carga de la batería en el Mercedes EQC

Como siempre en estos casos, te recordamos que esta es una de nuestra habituales comparativas técnicas, así que sólo vamos a tener en cuenta la información oficial que publica Mercedes sobre sus dos modelos. No, esto no es una prueba en la que valoramos nuestras sensaciones al volante, aquí vamos a analizar su diferencias de tamaño, maletero y, sobre todo, sus mecánicas, el consumo y el precio para que tengas claro si es mejor apostar por el Mercedes EQC o por el GLC.

Dimensiones y maletero

Comenzamos por el Mercedes EQC, que es el último en llegar al mercado y quizás el menos conocido. Pero antes de hablar de su tamaño es conveniente saber que se basa precisamente en el GLC, lo que hace suponer que serán muy parecidos si sacamos el metro y los medidos. Tiene 4.761 mm de longitud, 1.884 de ancho y 1.623 de alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2.873 mm.

Por su lado, el Mercedes GLC mide 4.658 mm de largo, 1.890 de ancho y 1.644 de alto, con una batalla de 2.873 mm. Por tanto, como ves, aunque el modelo eléctrico es algo más largo y bajo, tienen un ancho muy parecido y, sobre todo, la misma distancia entre ejes, así que el espacio interior es realmente amplio en ambos casos y quizás algo más limitado en el EQC en lo que respecta al espacio para la cabeza.

Vídeo: Mercedes EQC, todo lo que debes saber

Y si lo que te interesa conocer es la diferencia en el maletero, te diré que el EQC ofrece una capacidad de 500 litros, que se amplían a 1.460 si pliegas los asientos traseros. En cambio, el GLC cuenta con un volumen de 550 litros y 1.600 si abates los respaldos posteriores. El modelo eléctrico ofrece 50 litros menos debido a las baterías, pero ofrece una capacidad que está en la media de los SUV eléctricos de su tamaño.

Y también quiero hablar en este apartado del peso, ya que el EQC pesa nada menos que 2.495 kilos y eso se nota en las inercias que genera en las curvas. Sí, ya sé que he dicho que no iba a valorar las sensaciones al volante. Pero es que esto es algo que se sabe sin ni siquiera subirte al coche. Sin duda, los ingenieros de la marca de la estrella han reforzado la suspensión para soportar ese tonelaje, pero siempre será mejor un peso de 1.835 kilos como el del GLC 200, que es el modelo de acceso a la gama. 

Diferencias mecánicas entre el Mercedes EQC y GLC

El Mercedes EQC 400 cuenta con dos motores eléctricos, uno en cada eje, que le proporcionan una potencia total de 300 kW (408 CV) y 700 Nm d epar. Por tanto, cuenta con tracción a las cuatro ruedas. Y gracias a su batería de ión-lito de 93 kWh de capacidad promete una autonomía de 414 km, ya que declara un consumo combinado, según el ciclo de homologación WLTP de 22,5 kWh/100 km, que no es precisamente poco. Pero es uno de los pesos pesados del segmento y eso se nota.

Y también es bueno conocer sus prestaciones: acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 180 km/h, que es más que suficiente para un vehículo de cero emisiones.

Enfrente colocamos al GLC, que está disponible con motores diésel y gasolina de entre 163 y 510 CV, en el caso del AMG GLC 63 S 4Matic. Y también se ofrece en versiones híbridas enchufables combinadas con motores tanto diésel como gasolina. La gama es muy extensa y las opciones planteables muy variadas. Cada comprador, en función de sus necesidades o del uso que vaya a hacer del vehículo seguro que prefiere una opción mecánica distinta. 

Vídeo: así es la actualización del Mercedes GLC

En nuestro caso, por establecer la comparativa directa entre combustión y electromovilidad nos vamos a decantar por el Mercedes-AMG GLC 43 4Matic (en realidad toda la gama GLC viene de serie con tracción a las cuatro ruedas), que es el que más se asemeja por potencia y prestaciones.

El AMG GLC 43 monta un propulsor gasolina, turbo y V6 con 390 CV y 520 Nm de par a 2.500 rpm. Como buen AMG, es un modelo muy prestacional, ya que pasa de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y la velocidad máxima está limitada a 250 km/h. Pese a ser menos potente y dar su potencia máxima más tarde (los eléctricos entregan el 100% desde parado), logra un mejor rendimiento, porque es un coche más 'ligero'.

El consumo en este caso es de 10,2 litros, así que, teniendo en cuenta que ofrece un depósito de combustible de 66 litros, cuenta con una autonomía de 647 kilómetros.

Precio

Como te anunciaba al principio, no son coche baratos. El EQC cuesta 78.600 euros, mientras que el GLC está disponible desde 51.400 a 124.800 euros (AMG GLC 63 S); y el modelo en concreto que aquí hemos valorado, el AMG GLC 43, está valorado en 79.125 euros.

Conclusión

¿Eléctrico o de combustión? Esa es la cuestión. El uno se basa en el otro. EQC y GLC son modelos muy similares por tamaño e incluso por prestaciones. Como apasionado de los coches, cuando oigo hablar de AMG se me pone la piel de gallina. Pero en este caso me decanto por la sensatez. El EQC es la opción más recomendable, porque no sólo es más barato, sino que el coste de uso es más económico.

La única pega del eléctrico frente al de combustión es la autonomía, pero no es nada que una buena planificación del viaje, pasando por un punto de carga rápido no pueda solucionar.

Más:

SUV

Todo sobre Mercedes

Acabados de Mercedes GLC 2019 más populares:

La valoración de Auto Bild

8

Todo sobre Mercedes GLC

Y además