Skip to main content

Noticia

Motos

Marc Márquez hizo caso omiso al aviso de Honda

Marc Márquez hizo caso omiso al aviso de Honda

Marc Márquez hizo caso omiso al aviso de Honda. El de Cervera recibió la consigna de seguir tomándose las cosas con calma y con el objetivo de lograr el mejor resultado, pero el español arriesgó mas de la cuenta y sumó su primer cero de la temporada.

Cal Crutchlow, el azote para los favoritos, triunfa en Phillip Island

Marc Márquez hizo caso omiso al aviso de Honda. "Soy humano, a veces cometo errores", señalaba Márquez tras concluir su carrera con una caída y sumar su primer cero de la temporada -sí, 16 carreras después-. El fin de semana hasta el momento había sido un auténtico paseo del piloto de Cervera, pero en carrera se truncó lo que en las primeras vueltas parecía ser una victoria relativamente sencilla. 

Recordad que antes de comenzara la acción en Phillip Island, Márquez recibió un pequeño tirón de orejas por parte de Honda tras declarar a los medios de comunicación que en estas carreras su objetivo era "divertirse". Lógicamente en HRC sabían que la presión era mucho menor tras el título de pilotos, pero no querían por nada del mundo que Marc se distrayera porque todavía Honda tiene cosas importantes en juego. 

VÍDEO: Las claves de MotoGP, Australia 2016

La pole de ayer conseguida por el piloto español era un preámbulo de que estaba yendo mucho más al límite que los demás. Es difícil pedirle a Márquez que se relaje porque él cuando de verdad hace la diferencia es cuando otros pilotos no se atreven o no son capaces de dar el 100% rápidamente. Esta cualidad es innata en el ADN del español, pero a veces también es un arma de doble filo como vimos hoy en Australia. 

Márquez perdió la primera posición tras una mala salida. Sin embargo, en cuanto llegamos a la curva 4, el de Cervera se tiró al interior de la frenada para arrebatar la primera posición a Pol Espargaró. A partir de ese momento Márquez se fue y todo hacía indicar que su paseo por la Isla de Felipe sería igual de exagerado que la pole que conquistó 24 horas antes. 

VÍDEO: Analizamos el circuito de Phillip Island

Márquez llegó a tener casi tres segundos de ventaja sobre Cal Crutchlow. Sin embargo, el británico comenzó a apretar y a marcar un ritmo realmente competitivo. En apenas dos vueltas casi redujo la distancia en un segundo con respecto a Márquez. Con la mente en puesta en administrar la distancia, el campeón se dio cuenta que tenía que volver a apretar para evitar que Cal, con una Honda satélite, le batiese en uno de los circuitos fetiches de Márquez. 

Este exceso de ímpetu trajo unas consecuencias nefastas. Caída en la curva 4 por entrar más fuerte de lo debido en dicho viraje. Tito Michelin ya lo ha dicho en varias ocasiones: "Si me fuerzas, nos vamos al suelo", y eso fue exactamente lo que pasó. Volvimos a ver al Márquez fallón, al Márquez humano, porque que os quede claro que esta temporada el Márquez al que hemos asistido no era ni por asomo el auténtico Marc. Las circunstancias nos lo habían cambiado y en Phillip Island recuperó su esencia. 

El resultado, que Honda ha cedido 30 puntos en favor del Movistar Yamaha en el Mundial de equipos. Afortunadamente Cal Crutchlow hizo que la distancia sobre Yamaha en el campeonato de constructores siga creciendo (33 puntos tras Phillip Island). Queda claro que hoy y sólo hoy, Marc Márquez no hizo caso al consejo de HRC. 

Lecturas recomendadas