Noticia

Coches clásicos

Lotus Elan, porque fue un coche excelente y siempre lo será

Alejandro Palomo

29/06/2012 - 11:49

El liviano y carismático Lotus Elan, que apareció en 1962, cumple ahora 50 años. Fue el precursor, por concepto y diseño, del también legendario Mazda MX-5. Ambos fueron grandes éxitos para sus respectivas marcas. Por algo será...

El Lotus Elan fue el segundo gran éxito comercial de Lotus (con los respetos del Lotus Seven). Llegó en 1962 para revolucionar el panorama de los coches deportivos de su época debido a su genuino concepto, que cumple ahora 50 años, y que era completamente contrario al resto de sus rivales.

Por aquel entonces Jaguar acababa de lanzar su E-Type, el AC Cobra devoraba el asfalto de los circuitos y el Ferrari 250 GTO (el coche más caro del mundo) empezaba a dar los primeros pasos que lo convirtieron en leyenda. Pero todos ellos estaban cortados por el mismo patrón: grandes motores con grandes potencias.

El Lotus Elan no; era muy moderno para la época, increíblemente ligero y por ende, muy divertido. Su diminuto tamaño, unido a que los paneles de su carrocería eran de fibra de vidrio y a su innovador chasis de viga central -denominado ‘backbone’- paraba la báscula en unos asombrosos 670 kg.

Montaba ya suspensiones independientes y frenos de disco en las cuatro ruedas e incorporaba lujos que por entonces no eran nada comunes. Elevalunas eléctricos, salpicadero de madera y calefacción que, aunque parezca mentira, era algo bastante raro.

Su motor era un Lotus-Ford twin-cam de 1.5 litros de cilindrada, que más tarde fue sustituido por un 1.6 L. Por si hay alguna duda sobre sus prestaciones, la versión Lotus Elan Sprint de 1973 era incluso capaz de alcanzar los 100 desde parado en solo 6,6 segundos. Un registro estratosférico en aquellos años.

Fue diseñado por Ron Hickman, el mismo hombre que patentó Black & Decker WorkMate. Su trabajo fue todo un referente que, 50 años después, sigue siendo todo un éxito. Tanto, que su producción llegó a las 17.392 unidades. No solo no ha pasado de moda, sino que su concepto sigue triunfando de la mano del Mazda MX-5, que se inspiró en el Lotus Elan: un roadster acompañado por un propulsor que no necesitaba grandes potencias. Mismo chasis, tracción trasera y pequeño tamaño y peso. ¡Una joya!

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Buscador de coches