Skip to main content

Noticia

Las 9 ciudades que han cerrado el centro a los coches

Las 9 ciudades que han cerrado el centro a los coches
Las estrictas exigencias de la Unión Europea en cuanto a contaminación han provocado que los gobiernos se pongan las pilas en este tema; es el caso de estas 9 ciudades que han cerrado el centro a los coches para intentar respirar un aire más limpio. ¿Veremos algún día ciudades sin vehículos?

No te pierdas: Cómo recibir SMS con las restricciones de tráfico de Madrid

Cada vez son más las ciudades que adoptan medidas para intentar reducir la contaminación; algunas han cerrado el centro a los coches, por ejemplo, para intentar rebajar las emisiones y mejorar la calidad del aire. 

Esto se añade a otras medidas como peajes de entrada a las urbes, límites de velocidad, promoción del uso del transporte público y de la bicicleta o peatonalizaciones, entre otros. Debido a la alta concentración de dióxido de nitrógeno en la ciudad, Madrid prohibía reciéntemente aparcar y limitaba la velocidad en la M-30 y la M-40 en ambos sentidos como parte del protocolo contra la contaminación aprobado en enero.

Pero no es la única que se ha puesto seria con este tema, sino que forma parte de una lista de 9 ciudades que van a cerrar el centro a los coches como parte de su compromiso por cumplir los límites legales de contaminación; aquí van las otras 8:

París 

La avenida de los Campos Elíseos es convertida en vía peatonal una vez al mes no solo con el objetivo de reducir la polución, también con la intención de que los parisinos puedan disfrutar de una de las zonas más carismáticas de la capital. 

Milán

En 2015, Milán se convirtió en la primera ciudad europea en prohibir los coches. Durante un episodio de contaminación, la ciudad italiana prohibió salir a la calle entre las 10 y las 16 horas a todos los coches excepto a los taxis y los coches compartidos. Incluso planteó pagar a quienes presciendan del uso del coche entre las 7:30 h de la mañana y las 19:30 h.

Quienes quieran beneficiarse de la iniciativa, tendrán que instalar una caja negra en su coche para registrar su actividad. Por tener el coche en el garaje, el gobierno da 1,5 euros al día que el usuario recibe a través de un mensaje de texto y puede canjear por billetes de autobús y tren.

Oslo:

Un ejemplo más. En 2015 la ciudad noruega anunció que diría no a los coches, una medida a implantarse en un periodo de cuatro años y que excluye a todo tipo de vehículos; a cambio, construirá carriles bici de 56 km de longitud y reforzará el transporte público en la ciudad para facilitar la labor de aquellos que tengan que moverse por el centro; por otro lado, autobuses, tranvías y coches de reparto sí que tendrán permitida la entrada.


Berlín:

Es la ciudad que más esfuerzos dedica a reducir la contaminación, según EEB (European Environmental Bureau). Desde el año 2007, la capital alemana no permite que circulen coches por el centro. 


Barcelona:

Al igual que Madrid, Barcelona tiene su protocolo antipolución; además, a partir de 2018 los coches de más de 20 años no podrán circular por Barcelona según un plan que todavía se encuentra en estudio en el consistorio de la ciudad condal.

Londres:

Su medida más polémica es la de restringir el tráfico rodado al centro por medio de peajes, pero cuentan con otras iniciativas, como quitar licencias a los taxis de más de 15 años y promocionar los coches eléctricos. Reino Unido forma parte además de los nueve países donde el diésel estará prohibido en 2050.


Atenas:

En este caso, todo depende de la matrícula. Atenas solo permite circular en el centro de la ciudad a los coches con matrículas pares los días pares y con impares los días impares.

Lisboa:

Lisboa ha tenido que recurrir también a medidas anticontaminación en aquellos momentos en los que se superen los límites legales, como en el año 2015 cuando avisó de que multaría con 24 euros a los vehículos con más de 15 años que circulen por el centro. En 2012, el país tuvo que hacer frente a demandas de la Unión Europea por altos niveles de contaminación.

Y además