Skip to main content

Noticia

Motor

Land Rover Defender 130: el coche que Felipe de Edimburgo diseñó para su entierro

Land Rover Defender 130: el coche que Felipe de Edimburgo diseñó para su entierro

Felipe de Edimburgo, consorte de la Reina Isabel II, falleció el 9 de abril y una semana después tendrá lugar su entierro en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. Tal y como confirmó un portavoz de la Casa Real británica, el féretro será trasladado en un Land Rover Defender 130 diseñado por el propio Felipe.

Land Rover Defender 2022: versión V8 de 525 CV y variante comercial

Cuentan que una vez hablando de su sepelio, el príncipe Felipe le pidió algo a la Reina Isabel II: “Sólo ponme en el maletero de un Land Rover y llévame a Windsor”. Medio en broma, medio en serio decidió que, llegado el momento, tendría que dejar todo perfectamente planificado para que cumplieran con su deseo.

Land Rover Defender 130: el coche que Felipe de Edimburgo diseñó para su entierro

El príncipe empezó a trabajar en el proyecto en 2003 con la ayuda de los ingenieros del Royal Electrical and Mechanical Engineers (REME). Este cuerpo, del cual él era coronel en jefe, es el que se encarga del mantenimiento y reparación de los equipos del ejército del Reino Unido. No fueron los únicos que participaron en la adaptación del vehículo. Tal y como explica The Drive, la modificación la ha llevado a cabo Foley Specialist Vehicles (FSV): una compañía especializada en los modelos británicos desde 1966.

Land Rover Defender 130 Gun Bus

El elegido fue un Land Rover Defender 130 Gun Bus y crearon dos unidades. Si todo va según lo previsto, usarán la de color verde: un tono que va en la línea de la temática militar del funeral con la que homenajearán la figura del Duque de Edimburgo en el Ejército. La segunda, parece, tiene la carrocería negra y sólo se usaría si falla la primera. 

Land Rover Defender 130: el coche que Felipe de Edimburgo diseñó para su entierro

El vehículo cuenta con un chasis galvanizado, dos asientos delanteros y dispone de un módulo trasero hecho a mano: se ha sustituido la caja que aparece en el modelo de la imagen que acompaña a estas líneas por una plataforma en la que irá colocado el féretro, que estará cubierto con el estandarte del Duque de Edimburgo, una corona, su gorro naval y una espada.

Lo cierto es que el consorte de la reina sentía debilidad por el mundo del motor y por los modelos de Land Rover. La marca británica es, desde 1953, proveedora de la Casa Real: fue entonces cuando regalaron a la corona británica el Land Rover Serie 1 y con el paso del tiempo ha continuado la cesión de diferentes ejemplares de la firma.

Más:

Todoterrenos

Y además