Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Lagonda Vision Concept, de Aston Martin, en el Salón de Ginebra 2018

Lagonda Vision Concept

Aston Martin anuncia que Lagonda sigue vive, y presenta el prototipo eléctrico Vision Concept.

No te pierdas: Aston Martin Lagonda 2015: ¡la berlina del millón de euros!

Aston Martin presenta el Lagonda Vision Concept en el Salón de Ginebra 2018. Este prototipo supone la muestra de que la marca Lagonda sigue viva, y tiene un futuro plagado de coches cero emisiones. Y, atentos, porque hasta hay fecha para el inicio de la producción; esta está programada para empezar el año 2021.

El Lagonda Vision Concept sería, pues, el inicio de esta nueva era de coches eléctricos de lujo para Lagonda. Se trata de un prototipo que mostraría las líneas de diseño que Lagonda llevará en el futuro. De líneas futuristas, el Lagonda Vision Concept cuenta con baterías en estado sólido que podrían llegar a ofrecer una autonomía de 643 kilómetros.

"En el Lagonda Vision Concept las baterías van en el suelo del coche; el resto nos pertenece a nosotros", explica Marek Reichman, vicepresidente ejecutivo de Aston Martin y CCO. El prototipo presentado en Ginebra ha sido diseñado desde el interior hacia el exterior, ya que es lo que su arquitectura permite; gracias a que no tiene necesidad de acoger a ningún motor de combustión, caja de cambios y transmisión, los diseñadores pudieron optimizar su interior, y dedicarse hasta el más mínimo detalle, para después construir el exterior del coche a su alrededor.

Lagonda Vision Concept: el eléctrico de lujo

No tiene capó, ya que no lo necesita; pero, como sí que precisa mejorar la aerodinámica, así como preservar la vida de la batería, con lo que su diseño sigue siendo afilado y dinámico. "La forma del Lagonda Concept es el resultado de satisfacer a un determinado número de requerimientos", explica Reichman.

El motor eléctrico transmitirá su fuerza a las cuatro ruedas, y, al tener todo el par de manera inmediata, su capacidad de aceleración será impresionante, según la marca (que no ha facilitado datos reales).

Además, según la marca, el Marek Reichman anticipa el concepto de conducción autónoma de Aston Martin. De hecho, contaría con un nivel 4 de autonomía, con lo que el coche podría conducir solo, sin la necesidad de la intervención humana, si bien se precisa que haya un conductor presente por si acaso.

Por ello, los asientos de la fila delantera pueden girarse 180 grados, para permitir que sus ocupantes hablen cara a cara con los de la fila trasera, o trabajen tranquilamente. La conectividad y la ciberseguridad serán totales.

No te pierdas todas las novedades del Salón de Ginebra 2018.

Lecturas recomendadas