Noticia

Ladrones de gasolina en EEUU por el aumento de su precio

Ladrones de gasolina en EEUU por el aumento de su precio

Fran Rico

08/03/2012 - 11:51

Este fin de semana, 1.700 litros de gasolina han sido robados de una gasolinera en Florida. No es el único caso. Los ladrones de gasolina en EEUU venden la gasolina a 0.40 euros el litro en el mercado negro. El precio de la gasolina ha aumentado un 30% respecto al año pasado. Además, las autoridades ven un peligro el transporte del combustible extraído.

En Estados Unidos, el aumento del precio del carburante se está tomando muy en serio. Este fin de semana, una gasolinera del Estado de Florida ha sido asaltada. Los ladrones de gasolina en EEUU estacionaron una camioneta Chrysler encima de la compuerta del tanque de gasolina, abrieron la compuerta, y con una bomba eléctrica se llevaron 1.700 litros. No es el único caso. En los meses de diciembre y febrero, otros dos grupos de ladrones se llevaron más de 1.000 litros de diésel, también en el Estado de Florida. El precio del combustible ronda los 0,40 euros el litro en el mercado negro.

Las autoridades indican como “normal” que sea en Florida donde se producen estos robos. Es el Estado donde la renta per cápita es más baja, 26.500 euros, y además, porque el precio del combustible es el más alto del país, 0,62 euros el litros. Sin embargo, puede llegar hasta casi un euro el precio por litro de gasolina. Hay que recordar que el precio medio del 'fuel' en el país norte americano es de 0.60 euros.

A pesar de que el precio de la gasolina no es aún tan caro como en España, que varía de 1.30 a 1.50 euros el litro, los robos en gasolineras de los estados sureños como Florida, Alabama o Carolina del Sur, han aumentado porque la gasolina se ha transformado en un producto caro y se vende muy bien en el mercado negro. Por ejemplo, a transportistas particulares. Cierto es, que el precio de la gasolina ha subido un 30% en un año.

Pero además, las autoridades ven un peligro el robo de combustible por cómo se transporta. Va encerrado en camionetas sin ningún tipo de respiradero, lo que puede acumular gases explosivos. Tanto es así, que la semana pasada un hombre fue detenido en uno de los túneles que llegan a la ciudad de Nueva York. Un agente averiguó que el número de la matrícula no estaba vigente, y al aproximarse, notó que la furgoneta tenía un olor muy fuerte a gasolina. El policía pidió refuerzos porque creía que podía ser un terrorista, pero en cuanto abrieron el portón trasero, la sorpresa fue un tanque con 1.550 litros de gasolina para venderlos de forma ilegal.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches