Noticia

Tecnología

Juicio a Blablacar: los argumentos de la app

Juicio a Blablacar: los argumentos de la app

Vicente Cano

02/10/2015 - 13:54

El juicio a Blablacar ha comenzado, puede que se prolongue semanas, estos han sido los argumentos de la app para compartir coche y del denunciante, Confebus.

El juicio a Blablar podría acabar con la popular app para compartir coche cerrada en España. Según revela Elconfidencial, la red que cuenta ya con 2,5 millones de usuarios españoles ha tenido que sentarse ante el mismo juez de lo mercantil que vio el caso de Uber. Los argumentos de Blablacar no pueden ser más contrarios a los del denunciante, Confebus, una de las dos principales asociaciones empresariales del transporte por carretera que decidió emprender acciones legales, también el Gobierno investigó a Blablar, aunque desde el ejecutivo no se tomó ninguna medida contra la app. 

No te pierdas: “Así funciona Blablacar, la app para compartir coche

Confebus afirma que Blablacar es ilegal porque no solo intermedia entre usuarios, sino que actúa de facto como una empresa de transporte, para lo que es necesaria la obtención de un permiso previo de las autoridades, además de pagar unas cuotas e impuestos. Para ello, Confebus en su demanda a Blablaar aduce además ejemplos de algunos de sus usuarios que la utilizan de manera lucrativa, deducido por el elevado número de transacciones que reflejan sus perfiles.


Además, Confebus ha pedido el cierre cautelar de Blablacar, como ya sucedió con la aplicación Uber en 2014. El motivo principal es la posibilidad de que el juicio se prolongue bastante tiempo, el juez deberá pronunciarse ante esta solicitud en primer lugar, tras una vista preliminar que tuvo lugar esta semana. El cierre cautelar de Blablacar, que gestiona un millón de viajes al año, podría ser definitivo porque los jueces no suelen tomar esa clase de medidas a la ligera, es decir, debería ver pruebas en contra de la app, pero también, porque el mercado de las apps para compartir coche se ha vuelto feroz y si dejan a sus usuarios sin servicio, migrarían a otras aplicaciones.

Por este motivo, Blablacar se queja de ser el único denunciado en la demanda, en la que Confebus no decidió incluir a ninguno de las otras app de compartir coche que operan en España. La confederación tiene también una explicación para ello, y es que solo ha encontrado que cobre comisión por sus servicios Blablacar, puesto que sus competidores obtienen sus beneficios de la publicidad, no de quienes viajan. Está claro que el camino entre el sistema de gremios cerrados del medioevo y el liberalismo tecnológico que puede acabar en peligro miles de empleos -sin crear otros a cambio- va a haber que encontrar un equilibrado punto medio.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Vicente Cano

Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Buscador de coches