Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

Ineos Grenadier, ¿es mejor que un Land Rover Discovery?

Ineos Grenadier

El Ineos Grenadier ha llegado al mercado como la reencarnación de los todoterrenos de “los de antes” en un momento en el que incluso los mayores referentes del segmento empiezan a escorar un poco hacia la sofisticación de los SUV. La pregunta es la siguiente, ¿es mejor que ellos? Hoy vamos a compararlo con el Land Rover Discovery.

El modelo de Land Rover ha seguido claramente el camino que hemos comentado, convirtiéndose en un modelo más refinado de lo que era en generaciones previas. A pesar de ello, ¿puede ganar al Grenadier en lo que a capacidades off-road se refiere?

Analicemos punto por punto lo que ofrece cada uno de los dos modelos.

Motores

Aunque queda claro que el Ineos es un modelo de la vieja escuela. Bajo el capó monta sendos bloques de origen BMW, uno gasolina y uno diésel, ambos sin el más mínimo rastro de electrificación. El primero desarrolla 285 CV y 450 Nm de par y el de gasóleo se queda en 249 CV, pero acompañados de 550 Nm.

El Discovery es más un hijo de su tiempo y en su última actualización (que data de finales de 2020) pasó a tener una gama de motores forma exclusivamente por opciones microhíbridas. Dos de ellas son gasolina (300 y 360 CV) y dos de ellas son diésel (249 y 300 CV). 

 

A pesar de la electrificación, en términos de potencia cuentan con opciones bastante parejas entre sí. 

Además, tanto uno como otro solo están disponibles con cajas de cambio automáticas, la del Grenadier con reductora incluida. 

Cotas off-road

Puede sorprender a primera vista, pero lo cierto es que el Ineos tiene menos distancia libre al suelo que el Discovery: 264 mm de aquel por los 283 mm de este. Esto hace que también le supere en lo que profundidad de vadeo se refiere, en la que le aventaja por 900 mm a 800 mm.

Eso sí, el Grenadier se apunta el tanto en lo que a ángulos off-road se refiere: 35,5 de ataque, 28,2 ventral y 36,1 de salida. En comparación, el Land Rover de serie tiene “solo” 28,5º, 22,5º y 27,5º. Ahora bien, puede equipar opcionalmente una suspensión neumática que eleva hasta 75 mm el coche y hace que los ángulos mejoren a 34, 27,5 y 30 grados.

Así, en este campo podemos declarar un empate técnico.

Recursos para la conducción todterreno

En esta faceta ambos modelos van, como suele decirse, “cargados”. Así que vamos a repasar qué es lo que ofrece cada uno de ellos.

El Ineos Grenadier tiene tracción integral con un bloqueo mecánico de diferencial central, delantero y trasero; emplea ejes rígidos y su chasis es de largueros y travesaños. Cuenta con cabrestante, luces auxiliares LED, calza neumáticos Bridgestone All-Terrain que opcionalmente pueden reemplazarse por unos BFGoodrich All-Terrain T/A KO2…

Además lleva instalados muelles helicoidales Eibach con 600 mm de recorrido, tiene barras estabilizadoras y suspensión de cinco brazos, los bajos cuentan con refuerzos y protecciones, etc.

El enfoque del Land Rover es más tecnológico, algo de lo que en gran parte reniega su rival. Así, destaca el sistema Terrain Response II con cuatro modos de conducción, que selecciona de manera automática el más apropiado según las condiciones. 

También cuenta con el Efficient Driveline que mediante el diferencial central reparte la fuerza al eje que convenga, con el Active Driveline que es desconecta el eje trasero para mejorar la tracción si hace falta y con el control de descensos que retiene el coche para bajar pendientes lo más lento posible y sin peligros.

Por último, el All Terain Progress Control se encarga de gestionar la tracción en situaciones de baja adherencia cuando se conduce a bajas velocidades, lo que facilita la tarea al conductor, que solo ha de ocuparse de la dirección.

Etiquetas:

Todoterrenos

Y además